Programa de la asociación de jóvenes esperanza de la fraternidad

YO SOY AJEF, ¿POR   QUE ?



PORQUE, sin haber arribado a la mayoría de edad, pues paso de los 14 y aún no he llegado a los 21 años, siento la inquietud de mi condición de ser humano y me intereso intensamente por todo lo que me rodea y conmigo se relacione;

PORQUE, deseo llenar cumplidamente mi papel en el Mundo, estructurando una personalidad definida y acabada, que me distinga convenientemente; por eso me apresuro a participar en el desenvolvimiento de la vida, en consciente determinación, como hombre y no como objeto;

PORQUE, siento por el Hombre, como hermano y no me es ajena ni indiferente la Humanidad;

PORQUE, no me es dable encerrarme en mi bienestar personal, cuando muy cerca oigo la voz del dolor y de la desgracia ajenas;

PORQUE, ardo de anhelo en gastar el cúmulo de energías que engendra mi juventud en acción, que no se consuma sin provecho sino que sea útil y produzca bienestar;

PORQUE, observo a mi Padre y soy testigo de sus inquietudes y de sus afanes en la lucha por la vida; y quiero ser copartícipe de esas inquietudes y de esos afanes y aligerarlo, en cuanto me sea posible, de la carga que gravita sobre El;

PORQUE, aspiro a que mi Madre al abrazarme amorosamente, lo haga con orgullo y satisfacción, viéndome actuar con eficiencia; mejor que un “destructor”;

PORQUE, en el gran panorama de la vida, debemos ser “abeja” laboriosa que liba la miel del amor fraternal y de la cordialidad, no “Zángano” de ociosidad parásita o “coidénticas necesidades”;

PORQUE la acción colectiva, aunando voluntades y fundiendo propósitos, con vistas a una finalidad utilitaria común, es más ventajosa que la actuación individual, aislada y desarticulada; por eso me hice AJEF, y “codo con codo” y “Corazón con Corazón” juntarme a aquellos que piensan como Yo y sienten también deseo de satisfaceros por la Ley;

ASI, ingresé a una Logia Juvenil, auspiciada por una Logia Masónica, después de cumplir satisfactoriamente los requisitos exigidos.