AJEF

¿Que es AJEF?


AJEF es un término formado por las letras iniciales de las cuatro palabras de la frase “Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad”.

El Ajefismo es pues, la Institución de jóvenes que, por la educación que reciben, constituyen la esperanza de la fraternidad universal y, en consecuencia, de la fraternidad masónica.

El Ajefismo no es masonería, sino, sencillamente, un sistema práctico de educación moral, una preparatoria de la vida, de hondo sentido humano, que habrá de dar una visión humana, humanitaria y humanista del mundo y de la existencia para el mejor desenvolvimiento de la juventud, la cual quedará capacitada, además, para llegar a la Institución Masónica si voluntariamente lo desease.

Al objeto de que los trabajos de los Ajef se desarrollen con regularidad, y reciban los asociados en forma progresiva y simbólica las enseñanzas morales que se persiguen, se adopta como principio pedagógico no sólo el de enseñar conocimientos, sino, principalmente el de “enseñar a aprenderlos”. Para obtener esa progresiva regularidad se acepta como Liturgia la redactada por el ilustre hermano Don Fernando Suárez Nuñez, a la que se han hecho las modificaciones necesarias que la adaptación a nuestro medio exige.

La primera LOGIA AJEF de nuestra República, se llama, por acuerdo unánime de sus miembros y de la Gran Comisión Especial Organizadora de las Logias Ajef, de la Gran Logia “Valle de México”, Logia Ajef “FERNANDO SUAREZ NUÑEZ”, en justo reconocimiento de los méritos del creador del ajefismo cubano. La Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad alcanza en el Estado de Tamaulipas 29 Logias que trabajan bajo la advocación de los principios indoamericanistas y universales de Juárez y de Martí.


 

Principios fundamentales de la asociación



I.-La Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad es, esencialmente, de carácter educativo psico-sociológico.

II.-Es un sistema práctico de actividad moral y de asistencia social.

III.-Es ajena a la política y a la religión y, por ello, respeta la libertad.

IV.-Procura que el alto valor del Amor Fraternal se realice eficazmente en la fraternidad humana, por medio del perfeccionamiento integral de los hombres.

V.-El Ajefismo no es masonería, sino una preparatoria moral para la vida, que en consecuencia, prepara para llegar a la institución masónica; pero sólo se podrá ingresar en ésta si libre y voluntariamente se solicita el ingreso y fuese aceptado por ella. El sentido del ajefismo sí es masónico porque procura realizar la Fraternidad Universal por medio del perfeccionamiento de los Hombres.

VI.-A la Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad la inspira y mueve un hondo sentimiento humano, humanitario y humanista.

VII.-Con el fin de adaptar la Asociación a nuestro medio, y mantener además -como un homenaje a Cuba- la unificación fundamental con el Ajefismo Cubano, se han aceptado en esencia y con la mayor aproximación posible, sus Estatutos y Liturgias, interpretándolas la Gran Comisión Pro-Logias Ajef de la Gran Logia de Tamaulipas.

VIII.-La invocación es humanista y de hondo sentimiento espiritual.

IX.-Como se trata de una asociación de adolescentes, han servido de base la psicología y la sociología contemporánea. Respetamos y cuidamos así la esencia del hombre en formación, en cuya edad más que en otra alguna, se percibe la unidad humana contenida en la fórmula nueva: el hombre es SOCIEDAD-LIBERTAD.

X.-Hemos puesto nuestros trabajos bajo la advocación americanista y de sentido universal de Juárez y Martí, esto es, bajo la égida de América, nueva vida del mundo.

XI.-Enseñar a aprender es nuestra fórmula pedagógica, que así los instructores, enseñando a aprender, aprendan a enseñar.

XII.-“Hombres haga quien quiera hacer pueblos”.- Martí.

XIII.-“Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.- Juárez.

XIV.-Martí “fue maestro que enseñó doctrinas de libertad, lecciones de concordia, ejemplos de dignidad moral”.- Enrique José Varona.

XV.-“Todos los otros eran lo que pasaba y se iba; Juárez era lo perdurable: la conciencia”.- Justo Sierra.