ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA MASONERÍA EN TAMAULIPAS

La extensa región de Tamaulipas, fue siempre notable por sus actividades masónicas; su situación geográfica, su fácil comunicación frecuente con el exterior; y el carácter liberal, recio y franco de sus hijos, han sido sin duda alguna, factores determinantes de sus actividades que no decaen con el transcurso de los años. Nace la Masonería Regular en México con la fundación de la Gran Logia Nacional del Rito de York y no fue la de Tamaulipas la zona menos favorecida con la edificación de Talleres masónicos. El año de 1826 se fundó la primera logia en Tampico y fue llamada "Iris de Paz"; a ella siguieron las logias "Brillo de Luz Mexicana", en Tula; "Fanal de Tamaulipas" en Ciudad Victoria, y "Valor" en Matamoros. Las actividades de estas logias, como en todas las del Rito de York, eran principalmente la propagación de los principios liberales y el sometimiento de un régimen político federalista.

En 1883 el "Gran Oriente de México" dio carta patente para la fundación de la Logia" "Silencio" No. 31 en el Oriente de Tamaulipas; la misma llamada Potencia Masónica expidió el 12 de enro de 1889 Cartas-Patente para las logias "Unión y Virtud", "Ignacio Ramírez" No. 13 y "Unión y Concordia" No. 103, para sus trabajos en el mismo Oriente de Tampico y el 16 de junio del mismo año otorgó idéntica autorización para la Logia "Fe y Esperanza" en Soto La Marina y para la Logia "Redención" No. 43 en Nuevo Laredo. La Gran Dieta Simbólica en el año de 1893 expidió Cartas Patentes a favor de las Logias "Unión Fraternal" No. 135 para trabajar en el Oriente de Villagrán; "Frontera" No. 102, en el Oriente de Nuevo Laredo; Hidalgo "Juárez" No. 128 en el Oriente de Santa Bárbara; "Juan Prim" No. 55 del Oriente de Tampico y José María Morelos y Pavón No. 221 fechada el 18 de agosto para trabajos en el Oriente de Ciudad Camargo; para el Oriente de Llera dio Carta-Patente a la Logia "Pedro J. Méndez" No. 206.

El año de 1896 la Gran Dieta Simbólica siguió en sus mismas actividades abriendo nuevos Altares en la Región de Tamaulipas, había contado con el apoyo de quien era su Delegado Regional y al mismo tiempo Gobernador del Estado, el Ing. Alejandro Prieto, que fue un cumplido masón fueron fundadas las Logias; "Aurora Boreal", en Matamoros; "Tamaulipas" en Ciudad Bustamante; "Obreros de la Luz" en Jiménez; Ignacio Rayón en Jaumave y "Gral. Mina" en San Carlos. En 28 de octubre de 1897 dio Carta-Patente a la Logia "Columbian" para trabajos en idioma inglés bajo el Rito de York, en el Oriente de Tampico.

Todas las Logias antes citadas trabajaron bajo las jurisdicciones de los Cuerpos Directores que las autorizaron; las primeramente mencionadas todas del Riot de York tuvieron corta vida, pues la Gran Logia Nacional, prácticamente de este Rito tuvo solamente poco más de tres años de existencia ostencible; los acontecimientos políticos y la prohibición para las reuniones de sociedades secretas, obligaron a las Logias "escocesas" y "yorkinas" prevalecieron hasta 1841 y otras a engrosar las filas del Rito Nacional Mexicano, el cual sorteando peligros y venciendo resistencias, hizo frente a toda la época de nuestras cruentas luchas civiles. Seguramente alguna o algunas de ellas perduraron en Tamaulipas ya que, habían existido y todavía existían muchas otras tantas en Veracruz como en el resto del País... desde 1825 de diferentes procedencias y ritos"...

Y no solamente esto, sino que hubo en el Estado otras Grandes Logias, que en su oportunidad hemos de citar.

La Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas fue fundada en Tampico, Tamaulipas, México, el día 5 de mayo de 1909 por las Logias "Victrix" de 30 de mayo de 1900; "Bernardo Reyes" de 3 de marzo de 1909; "Justicia" de 2 de abril de 1909. Sus cartas patentes fueron expedidas por la Gran Logia "Unida Mexicana" de Veracruz como más cercana a Tamaulipas.
Se hace notar también que antes de la fundación de la Gran Logia "Unida Mexicana" de Veracruz las Logias que existían en el País dependían del Supremo Consejo de México del Grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, forma irregular esta para el funcionamiento de la Masonería Simbólica; por lo que de derecho, la primera Gran Logia en actuar independientemente y fundada por Logias con Carta Regular fue la "Unida Mexicana" de Veracruz.

Aquí nos permitimos hacer una rectificación y una aclaración la primera Gran Logia que trabajó en el País fundada con Logias poseedoras de sendas Cartas-Patentes Regulares, fue la Gran Logia Nacional del Rito de York, en 1825 absolutamente independiente de cualquiera otra organización; esas Logias obtuvieron sus patentes directamente de la Gran Logia de Nueva York, por la mediación del primer Ministro plenipotenciario que representó en México al gobierno norteamericano, el Tristemente célebre Poinsett. La dependencia de esta primera Gran Logia le dio derecho a ser considerada como apegada a la más estricta regularidad. El Supremo Consejo del rito Escocés Antiguo y Aceptado, según se deduce de los sucesos que hemos narrado, no tuvo nunca ninguna Gran Logia bajo su dependencia; tuvo eso sí la dirección y organización de Logias Simbólicas –sistema anormal o irregular– que dependían de su Consistorio o Cámara de los Ritos, auspiciando o fundando Logias Simbólicas, sistema que dio por resultado que estas fueran indebidamente designadas como integrantes del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y que ellos mismos usen hasta nuestros días la misma denominación, o por lo menos agreguen a las caracterpisticas de sus masones, el adjetivo "Antiguos" en lugar de usar el correcto distintivo que emplean la Gran Logia de Tamaulipas y algunas otras, simplemente "Libres y Aceptados Masones". Las Grandes Potencias exteriores del Rito Escocés, inclusive Charleston, jamás consideraron irregular la intervención del Supremo Consejo en el Régimen del Simbolismo no porque esencialmente no lo fuera sino porque observaban sobre el hecho una prudente y justificada tolerancia teniendo en cuenta la anarquía reinante en el Simbolismo de lo que nuestros probables lectores se habrán percatado, desde su aparición del célebre Balaustre No. 32 de 27 de mayo de 1883.

Las Potencias Masónicas del exterior no encontraban en México otra Potencia igual, es decir, regularmente constituida con quien entenderse en sus relaciones, fuera del Supremo Consejo, y a esta circunstancia fue debida la tolerancia de un régimen que no fue exclusivo de México sino que se practicó también en Cuba y otros países hasta que se pusieron en ejecución las resoluciones de la convención o convento de Lausana celebrada en 1875. Por lo demás, y hasta donde las circunstancias lo permitieron, el Supremo Consejo, una vez organizadas o auspiciadas las Logias Simbólicas que fueron de su dependencia, respetaba su libertad en todo lo relativo a su régimen interior.

Para fundar su indiscutible regularidad la Muy Respetable Gran Logia de Tamaulipas, nos ilustra con estos interesantes detalles; "La Gran Logia Unida de Colón e Isla de Cuba; nació de la fusión de la Gran Logia de Colón y la de la Isla de Cuba, la primera fundada el 5 de diciembre de 1859 por las Logias "San Andrés" "Prudencia" y "Fraternidad" todas con Cartas-Patentes de la Gran Logia de Carolina del Sur, E.U.A. y la segunda establecida el día 1º. de Agosto de 1876, por tres Logias separadas de la primera. La fusión de ambas Grandes Logias se llevó a cabo el día 25 de enero de 1880 aun cuando algunos años después volvieron a separarse y posteriormente se fusionaron nuevamente.

La primera Gran Logia establecida en Carolina del Sur lo fue en Charleston (antes Charle-Town) el 28 de octubre de 1736 con Carta del Gran Maestro de Logias en el entonces Loisil-weymouth. Esa Logia se fundó con el nombre de Salomón No. 45 y funcionó con algunas interrupciones hasta la Constitución de la Gran Logia. Según Mackey, aunque la Gran Logia de Carolina del Sur se instaló como Gran Logia Provincial no fue hasta 1787 que se hizo independiente, con el nombre de Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Carolina del Sur, y el propio autor Mackey considera esa fecha como la verdadera de la organización de dicha Gran Logia, en consecuencia; la procedencia de la Gran Logia de Tamaulipas, y según reglas universalmente aceptadas, es regular y legal. Para deducir esa procedencia se ha hecho total abstracción de la gran cantidad de Logias y Grandes Logias que anteriormente funcionaron en México con o sin procedencia definida pero que ninguna relación tuvieron con la fundación de la Gran Logia de Tamaulipas, la que en la línea directa, procede de la Gran Logia de Inglaterra.

Fue Gran Maestro fundador el Lic. Don Teódulo Montemayor, y el H. Severo Mar (fue), quien en nombre de la Gran Logia "Unida Mexicana" de Veracruz cedió el territorio de esta Entidad Federativa a favor de la Gran Logia de Tamaulipas.

Fueron los primeros cuerpos con los que esta Gran Logia celebró trabajos de amistad, alianza y reconocimiento mutuo de poderes y atribuciones, la Gran Logia "Unida Mexicana" de Veracruz ajustado en Veracruz el 4 de junio de 1910; con el Supremo Consejo de México de Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el 16 de junio del mismo año y tres días después por la Gran Logia del Valle de México.

Grandes Maestros de la Gran Logia de Tamaulipas

LIC. TEÓDULO MONTEMAYOR 1909-1912
SEVERO MAR 1912-1913
EDUARDO H. DUVAL 1913-1915
ANTONIO SANTA ROSA 1915-1916
SEVERO MAR 1916-1917
TOMAS R. MORALES 1917-1918
DR. ERNESTO ESCALONA 1918-1921
MARCELINO GOROCHARTE 1921-1922
DOROTEO TERAN 1922-1923
ENRIQUE SANCHEZ NIETO 1923-1924
LIC. FIDENCIO TREJO FLORES 1924-1925
DR. ERNESTO ESCALONA 1925-1926
EDUARDO E. ZAMACONA 1926-1927
DOROTEO TERAN 1927-1929
LIC TIBURCIO N. PEÑA 1929-1930
ING. A. LOYO 1930-1931
MARIO MONTOYA DE LA VEGA 1931-1932
JUAN DE DIOS GUERRERO 1932-1934
DR. DAVID PEREZ GALLARDO 1934-1935
AMADO G. GUTIÉRREZ 1935-1936
ALFREDO RUIZ 1936-1937
NICOLÁS G. KAUFFMAN 1937-1939
EZEQUIEL H. HERNANDEZ 1939-1974
DR. SALVADOR CERDA, JR. 1941-1943
ING. ANTONIO RODRIGUEZ CUELLAR 1943-1944
DR. ATENÓGENES HEREDIA A 1944-1945
MARIANO B. MARIN 1945-1947
RUBEN A. MARTINEZ 1947-1948
EDUARDO NUÑEZ TEJEIRO 1948-1949
CARLOS M. CASTRO CHAUVET 1949

Esta Respetable Gran Logia de Tamaulipas, y las logias que le son subordinadas, que en Tampico tienen su Sede, reciben su correspondencia en el apartado postal 419 y en otros, respectivamente, como abajo se indica; de todas ellas y de las que trabajan en diversas poblaciones del estado, damos lista completa con direcciones postales y días de trabajo

NOMRE No. ORD. ORIENTE DIRECCION DIAS TRABAJO
VICTORIA 1 TAMPICO AP. POST. 109 MARTES
CONSTANCIA 2 TAMPICO AP. POST. 311 MIERCOLES
JUSTICIA 3 TAMPICO AP. POST. 481 LUNES
PERSEVERANCIA 4 CD. MADERO AP. POST. 3 MARTES
CHEE-KUNG-TONG 5 TAMPICO AP. POST. 110 DOMINGO
HELIOS 6 EL CONTROL TEMPLO


BIOGRAFIA DE LA MUY RESPETABLE GRAN LOGIA DE LIBRES Y ACEPTADOS MASONES DE TAMAULIPAS R. E. A. A.
FUNDACION

La Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas, fue fundada el día 5 de Mayo de 1909 por las Respetables Logias Simbólicas “Victrix”, Bernardo Reyes” y “Justicia”, establecidas en la ciudad y puerto de Tampico, Tamaulipas y al amparo de las Cartas Patente que les otorgó la muy Respetable Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz, como más cercana al lugar de su residencia.

REGULARIDAD DE LA GRAN LOGIA

La Muy Respetable Gran Logia Unidad Mexicana de Veracruz, otorgó reconocimiento de soberanía a la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas, mediante sesión del Territorio que comprende el estado de Tamaulipas, los documentos respectivos fueron dados a conocer en el acto solemne que se llevó a efecto el 5 de Mayo de 1910, con que se celebró el Primer Aniversario de su fundación.
La Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz de Libres y Aceptados Masones, fue fundada en el Puerto de Veracruz, Ver., el día 25 de enero de 1883, por las Respetables Logias “Obreros del Templo “Lumen” y “Arco Iris”, todas fundadas con Cartas Patente expedidas por la Gran Logia “Unida de Colón e Isla de Cuba”.

Es conveniente aclarar que tanto en Veracruz como en otros muchos lugares del país, especialmente en México, D.F., existían y habían existido desde 1827 logias de diferentes procedencias y ritos, también existían Grandes Logias que dependían del Supremo Consejo del Grado 33 de México, forma irregular para el funcionamiento de la masonería simbólica, por lo que ajustada a derecho, la Primer Gran Logia que actuó independientemente y fundada por Logias establecidas con Carta Patente regular, fue la “Unida Mexicana de Veracruz”.

La procedencia de la Gran Logia “Unida Mexicana de Veracruz” como ya hemos dejado asentado, fue la Gran Logia “Unida de Colón e Isla de Cuba” que nació de la fusión de la Gran Logia de Colón y la Gran Logia de la Isla de Cuba, la primera fundada el 5 de diciembre de 1859 por las Respetables Logias “San Andrés”, “Prudencia” y “Fraternidad”, todas con carta de patente de la Gran Logia de Carolina del Sur, de los Estados Unidos de Norteamérica y la segunda, que fue establecida el primero de agosto de 1876 por trece Logias separadas de la Primera. La fusión de ambas grandes Logias se llevó a cabo el 26 de enero de 1880.

Por lo que respecta a la Gran Logia de Carolina del Sur, la primer logia establecida en ese Estado de la Unión Americana, lo fue Charles Town, hoy Charleston, el 28 de octubre de 1736, con carta del Gran Maestro de la Logia de Inglaterra entonces Lord Weymouth. Esta Logia fue fundada con el nombre de Salomón No. 45, y funcionó con algunas interrupciones hasta la constitución de la Gran Logia.
Aunque la Gran Logia Carolina del Sur se instaló como Gran Logia Provincial, no fue sino hasta 1787 que se hizo independiente adoptando el nombre de “Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Carolina del Sur”, fecha que es considerada como la de su organización.

Establecida como queda, la regular procedencia de la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas, aseguramos que nació a la vida en el mundo de la masonería simbólica bajo los mejores auspicios, ya que en su instalación concurrieron y estuvieron presentes en toda su amplitud, los conceptos de Autonomía y Soberanía.

LOGIAS CONSTITUYENTES

“VICT RIX” No. 1

Los datos existentes confirman que en el territorio comprendido en lo que es hoy el estado de Tamaulipas, la masonería ejecutó trabajos desde la época en que México luchaba por su independencia, pues la expedición que desembarcó en nuestras costas encabezada por Francisco Javier Mina, fue formada en cuanto a sus elementos básicos se refiere, por masones que sosteniendo el ideal de la libertad como uno de los principios fundamentales para la existencia organizada de la vida humana, venían a cooperar con su esfuerzo y sacrificio para que nuestro pueblo lograra la independencia que era su meta, cumpliendo con el deber que voluntariamente se impusieron de combatir la esclavitud y la tiranía, con la conciencia de que participaban en la guerra por la independencia y la libertad, que es la única que la masonería acepta como justa por la noble causa que persigue, enteramente acorde con los principios en que se finca nuestra augusta orden.
Se tienen datos ciertos sobre las Logias de distinto carácter que trabajaron con diferentes ritos, en varios lugares del estado de Tamaulipas, pero la organización regular de la masonería en nuestro estado, arranca a partir de la instalación de la Respetable Logia “VICTRIX”.

El 30 de Mayo del año de 1900, en el puerto de Tampico, un grupo de masones se organizó en logia bajo los auspicios de la Gran Logia “Unida Mexicana” de Veracruz denominándola “VICTRIX”.
Su primer Venerable Maestro fue el distinguido masón Don Severo Mar, quien dedicó gran parte de su vida al servicio de la Institución a la que prestó eminentes servicios, lo acompañaron en el primer cuadro Directivo los H:. H:. Plutarco I. Ramírez, Antonio V. Quiroz, Lorenzo Cuesta, Jesús C. Hermosillo, Carlos B. Berman y Lic. Teódulo Montemayor, también muy distinguido masón que fungió como secretario y fue el fundador de la Logia, y nueve años más tarde sería el primer Gran Maestro de la Gran Logia de Tamaulipas.

El historial de la Respetable Logia Simbólica “VICTRIX” es sumamente rico e interesante contando entre sus méritos el haber sido la fuente proveedora de masones que organizaron otras logias en la fuente de la jurisdicción, contribuyeron con ello a la difusión del ideal masónico en el Estado.
Por su desinteresada y valiosa contribución para la organización de la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas, recibió el homenaje de la Masonería Tamaulipeca que tituló “Benemérita” el día 25 de abril de 1912.

Por sus columnas han desfilado elementos sumamente valiosos que con sus enseñanzas dejaron la simiente que se ha transformado en prestigiado grupo.

“BERNARDO REYES” No. 2

Con elementos masónicos residentes en el poblado de Doña Cecilia, hoy ciudad Madero, principalmente trabajadores de los Ferrocarriles Nacionales, se organizó una Logia con la denominación de “Bernardo Reyes”, nombre del entonces Gobernador del Estado de Nuevo León, que gozaba de gran prestigio en toda la nación y al que se consideraba en aquel entonces futuro vicepresidente de la República.
Esta Logia nació regularmente bajo los auspicios de la Gran Logia “Unida Mexicana” de Veracruz que le otorgó Carta Patente, habiendo sido instalada legalmente el 2 de Marzo de 1909, mismo año en que fue fundada la Gran Logia de Tamaulipas.

Su primer cuadro directivo fue el mismo que participó en la fundación de nuestro alto cuerpo, lo formaban los H:. H:. Antonio Intriago Viteri, Venerable Maestro, Luis Díaz, Primer Vigilante, Antonio Saenz, Segundo Vigilante, Ramón Longoria, Diputado, Adalberto R. Mendoza, Orador, Miguel Espinosa, Secretario y Bruno Mireles, Tesorero. El H. Antonio Intriago Viteri fue el Primer Gran Secretario de la Gran Logia Libre y Aceptados Masones de Tamaulipas.
La vida de esta Logia fue de pocos años y se ha perdido su historial. Sólo señalamos como acto principal de su actuación el haber sido una de las constituyentes de la Gran Logia.

“JUSTICIA” No. 3

La Respetable Logia Simbólica “Justicia” No. 3, fue la tercera Logia que se fundó el día 2 de abril de 1909, siendo sus fundadores los H:.H:. Lic. Fortunato de Leija, Antonio Mata, Julio Chapa, Apolonio Treviño, Genaro Zumana, Julio C. Del Castillo y otros QQ:. HH:. Que formaron el primer cuadro de esta Respetable Logia, nuestra Respetable Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas. Actualmente cuenta con 81 Respetables Logias Simbólicas y varias logias bajo dispensa dividiéndose en 14 Distritos Masónicos en el Estado, cuenta con 3,300 HH. Aproximadamente la muy Resp:. Log:. de Tamaulipas. Pertenece a la Confederación de Grandes Logias de los Estados Unidos Mexicanos.

Es miembro permanente de la Confederación Masónica Interamericana, organismo que agrupa las grandes Logias de México, Centro y Sudámerica, perteneciendo también con sus relaciones internacionales a la mayoría de las grandes Logias de los Estados Unidos de Norteamérica, parte de Europa, Oceanía, Africa y Asia, el prestigio y la personalidad masónica de nuestra muy Respetable Gran Logia de Tamaulipas, es reconocida por las grandes Logias del mundo y de México, como una institución forjadora de los ideales masónicos en bien de la humanidad.

Estos datos fueron tomados de la revista “Oriente” editada por nuestra muy Respetable Gran Logia de Antiguos Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas, en los meses de Abril, Mayo, Junio y Julio del año de 1966, y siendo complementados por Pedro Palacios Barrera, MM., miembro activo de la Respetable Logia Simbólica “Helios” No. 6 del Oriente de Control, Tamaulipas, dados a conocer en tenida especial el día 5 de Mayo de 1982 en la Respetable Logia Simbólica Valle Hermoso No. 32, para conmemorar un aniversario más de nuestra muy Respetable Gran Logia de Tamaulipas R.E.A.A.


“BREVES APUNTES HISTORICOS DE LA MASONERIA
EN TAMAULIPAS”

No será posible en tan breve semblanza, tocar el fondo de toda la verdad histórica de la Masonería en el Estado de Tamaulipas. Apenas si será posible una referencia muy superficial que conlleva el deseo ferviente de despertar, en el corazón y el pensamiento de los masones tamaulipecos, su interés por la historia masónica de su Estado, aportando cada uno un poco de conocimiento y experiencia sobre el fascinante tema que nos hace volver nuestra mirada hacia el pasado, para saber de dónde venimos, quiénes somos y hacia donde debe apuntar nuestra brújula, para ser dignos descendientes de aquellos hombres que el día 5 de Mayo de 1909, fundaron esta Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas.

Muchos masones han hollado este viejo camino que se inicio casi con la independencia de México y continuó con todos los demás movimientos sociales que dieron cauce al hacer político y que han conformado la Patria de hoy y del futuro lejano.

Con las armas y la pluma, muchos hermanos escribieron páginas brillantes que han quedado indeleblemente inscritas en los anales de la patria. Son huellas imborrables, imperecederas, que hombres de pensamiento liberal, fecundado en el seno de las Logias, salieron al mundo a buscar con su esfuerzo y su sacrificio en mil ocasiones, la ansiada libertad como derecho inalienable de la humanidad.

El grupo de masones más importante que pisó estas tierras a principios del siglo pasado, lo fue sin duda aquel que encabezaron Francisco Javier Mina y Fray Servando Teresa de Mier, acompañados de 200 hombres, de los cuales 27 oficiales de ese cuerpo armado, recibieron la Luz Masónica en sus lugares de origen: España, Inglaterra y los Estados Unidos.

Las armas y la masonería, fueron vínculos que les unieron bajo la bóveda celeste al pisar estas tierras tamaulipecas. Mina, masón ilustre, guerrero de carrera, intrépido y audaz, de ardiente culto a la libertad de los pueblos, nació en Navarra, España; cuando Francia proclamaba los derechos del hombre en la Revolución que fecundó la conciencia del género humano con su trilogía; Libertad, Igualdad y Fraternidad; y Fray Servando, nativo de Monterrey, liberal de pensamiento, heterodoxo en la interpretación filosófica y dogmática de la iglesia católica; que luchó con la palabra y la pluma dotos, dentro del territorio nacional y fuera de España, Inglaterra y Estados Unidos por la independencia de México, con el loable empeño de propagar los beneficios de la libertad entre los mexicanos. Se conocieron en Inglaterra y por su identidad de pensamiento y militancia masónica, trabaron entrañable amistad.

Organizaron en Estados Unidos su expedición, llegando a la costa mexicana el 15 de abril de 1817. Diez días después en Soto la Marina, Mina expresó su primera proclama que entre otros conceptos, dice lo siguiente: “Permitidme mexicanos, participar en vuestras gloriosas tareas. Aceptad los servicios que os ofrezco a favor de vuestra sublime empresa y contadme entre vuestros compatriotas; ojalá yo alcance a merecer este título haciendo que vuestra libertad se enseñoree, o sacrificándole mi propia existencia. Entonces, en recompensa, decid a vuestro hijos:

“Esta tierra fue dos veces inundada en sangre por españoles serviles, vasallos abyectos de un rey; pero hubo también españoles liberales y patriotas que sacrificaron su reposo y su vida por nuestro bien”.
He aquí, Queridos Hermanos, las primeras huellas masónicas que dos hombres destacados grabaron para siempre en el suelo tamaulipeco y que la historia ha recogido y guardado amorosamente en recuerdo perenne sus nombres ilustres para reconocimiento de futuras generaciones.

A partir de entonces se formaron muchas logias en las principales ciudades del Estado que trabajaron sin adscripción a alguna alta potencia y en los tres ritos conocidos, de los cuales muchos tuvieron efímera existencia, pero formaron masónicamente a muchos hermanos que participaron en la formación de la masonería regulada por los Antiguos Límites del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
Estos fueron, sin lugar a dudas, los primeros destellos de la Luz Masónica en el Estado de Tamaulipas, con los que la masonería comenzó a despejar la feroz ignorancia con que subyugaron a nuestros compatriotas, quienes nos conquistaron con la fuerza ausente de todo razonamiento lógico o válido.

El Q:. H:. Luis J. Zalce y Rodríguez, nos dice que en 1828 ya existía en Tampico, “Iris de Paz” No. 78; en Tula “Brillos de Luz Mexicana” No. 27; “Valor” No. 53 en Matamoros y “Fanal de Tamaulipas” No. 41 en Ciudad Victoria. Posteriormente en 1827 y 1861, hubo otras Logias autorizadas por el Supremo Consejo, como la Logia “Tamaulipas” No. 2 de Matamoros y algunas otras sin adscripción a Cuerpo Masónico alguno.

De todos es conocido que a partir de 1883, cuando el fue concedida la libertad administrativa al simbolismo, por acuerdo emanado del Convento de Laussana, surgió la Masonería Independiente a causa de los desacuerdos entre la masonería Yorkina y Escocesa con la marcada tendencia de la Masonería independiente hacia la política y el nacionalismo.

En el seno de esta masonería nació la primera Gran Logia en Tamaulipas con el nombre de “Aurora Boreal” en el Oriente de Matamoros, misma que desapareció algunos años después.
El 15 de febrero de 1890, como consecuencia de la incansable labor, meritoria en algunos momentos y reprobable, desafortunadamente en la mayoría de las inquietudes del Q:. H: Hermilo G. Cantón, surgió una nueva masonería con el nombre de “Gran Dieta Simbólica de la República Mexicana y, de este Cuerpo Masónico irregular, se fundó la segunda Gran Logia en Tamaulipas que se llamó “Gran Logia Ignacio Ramírez” No. 13, con jurisdicción en el centro y sur del Estado y sede en el puerto de Tampico; y en 1893 se fundó en Nuevo Laredo la tercera Gran Logia con el nombre de “Luz de la Frontera”, la que al igual que la anterior trabajó bajo el auspicio de la Gran Dieta.
Muchos hermanos han preguntado acerca de la tan mencionada en diversos libros, Gran Dieta Simbólica. Para quien esto escribe, la Gran Dieta era una masonería irregular, para política y muy alejada de la realidad masónica.

Hermilo G. Cantón, su bujía, era profundo conocedor de las cosas masónicas; supo capitalizar en su favor todos los problemas surgidos en el seno de la “Gran Logia Valle de México”; y más que una Gran Logia era una especie de Confederación de Grandes Logias. Sus intenciones, lo eran sin lugar a dudas, las de favorecer al gobernante en turno, que lo era el Gral. Porfirio Díaz, que de masonería sabía lo mismo que un profano.
Su primer Gran Maestro lo fue el Gral. Sóstenes Rocha y su segundo y último, lo fue el propio Gral. Porfirio Díaz. Bajo el amparo de la Gran Dieta se fundaron 17 Grandes Logias en la República, siendo por regla general, los Gobernadores de los Estados sus respectivos Grandes Maestros; por lo que a Tamaulipas le correspondió como Gran Maestro Alejandro Prieto y donde no era el Gobernador el Gran Maestro, lo era el político más encumbrado en la época en el Estado o Municipio.

Naturalmente que a las Grandes Logias adscritas a la Gran Dieta, se unieron casi todos los políticos y todas aquellas personas que necesitaban congraciarse con los gobernantes en busca de un puesto burocrático, una concesión o el simple progreso patrimonial.
Hermilo G. Cantón murió en 1896, y con ello se inició la declinación de la Gran Dieta que para 1900 casi había desaparecido.

En el año de 1900, en la Ciudad de Matamoros se fundó la cuarta Gran Logia con el nombre de “Benito Juárez”, que auspiciaba a varias Logias, todas de la frontera, que fueron desapareciendo en muy poco tiempo, habiendo quedado trabajando en lánguidas funciones, unos cuantos hermanos en una o dos Logias.
El 30 de Mayo de 1900, se fundó en Tampico, la Respetable Logia Simbólica “Victrix”. Fue la primera Logia de regularidad indiscutible por haber sido fundada bajo el auspicio de la “Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz”, de reconocida solvencia e indiscutible ascendencia de Regularidad; por lo que sus sufraganeas gozaban del reconocimiento universal del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

En el seno de esta Respetable Logia se gestó la quinta Gran Logia y la primera con el signo de Regularidad indiscutible.
El 7 de marzo de 1902, en una Tenida Extraordinaria que celebró la Logia “Victrix”, se presentó un proyecto formal elaborado por una comisión nominada en Cámara de Maestro, en la que se propuso la formación de dos Logias más, para contar con el número tradicional, que de acuerdo con la manera de pensar de la época, les daba derecho de constituirse en Gran Logia; lo cual se llevó a efecto, procediendo a la formación de las Logias “Libre Pensamiento” y “Joaquín Fernández de Lizardi”, que obtuvieron el reconocimiento de la “Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz”, a través de su diputado de Distrito o Diputado Gran Maestro, como hasta la fecha se reconoce al Diputado de Distrito en aquella Gran Jurisdicción.
Cumplido el requisito se procedió a la fundación de la “Gran Logia de Libres y Aceptados Masones del Distrito Centro y Sur de Tamaulipas Ignacio Ramírez”.

El nombre de dicha Gran Logia, sugiere que la Respetable Logia “Victrix”, y alguna otra como la “Cristo”, fueron precisamente formadas por los hermanos que diez años atrás, fundaron y mantuvieron trabajando a la Gran Logia “Ignacio Ramírez” No. 13, de formación porfiriana y de adscripción a la Gran Dieta que comenzará a desaparecer pocos años atrás y que compartía la jurisdicción Tamaulipeca con la Gran Logia “Luz de la Frontera” de Nuevo Laredo.

La “Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz”, otorgó su anuencia primero, su reconocimiento después y a la vez concedió el derecho de jurisdicción del Centro hasta el Sur de Tamaulipas, lo que sugiere también que en Nuevo Laredo aún funcionaba la “Gran Logia Luz de la Frontera”. Por otra parte, también era posible que la Gran Logia “Benito Juárez” de Matamoros, también estuviera ocupando parte del territorio, lo que constituía un impedimento para que la “Ignacio Ramírez” ocupara totalmente el Estado.

He aquí el nombre de algunos destacados asistentes a la fundación de esta Gran Logia: Plutarco I. Ramírez, Everardo B. Samudio, Julio Solotí, Pablo González, Antonio E. Quiroz, Juan Olvera, Carlos Korlowsky, Hermenegildo de Cerveró, Carlos Sturgis, Leopoldo Claramonte, Alberto G. Ostos, Fernando Cisneros, Pascual Di Bella Mier, Teódulo Montemayor que fuera 7 años después el primer Gran Maestro de esta Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas.

Es de suponerse que esta Gran Logia llenó las aspiraciones masónicas de los hermanos de aquella época. Cumplió con su cometido durante su vida institucional y llenó en principio el requisito de ocupar a la vez que impedir la formación de otra Gran Logia en la jurisdicción que se autoseñaló con el indiscutible reconocimiento de parte de su Gran Madre Logia y de la Masonería Universal por asociación de principios.
Desapareció unos meses antes de la fundación de la nueva Gran Logia, que ya no tuvo ningún impedimento para adjudicarse todo el Estado de Tamaulipas como jurisdicción, porque para 1909 ya habían abatido sus columnas las Grandes Logias de Matamoros y de Nuevo Laredo.

Es bien sabido que el primer Venerable Maestro de “Victrix”, lo fue el V. H. Severo Mar; hombre virtuoso, liberal, generoso, destacado ciudadano, luchador incansable en la búsqueda del progreso masónico, al que los hermanos de su tiempo aportaron su brazo para lograr alcanzar la meta inicial propuesta por sus fundadores, que era precisamente la de constituir un Alto Cuerpo para una masonería auténticamente Tamaulipeca y por los cauces tradicionales de la Regularidad.
“Victrix” fue la Logia Madre de las Respetables Logias “Bernardo Reyes” y “Justicia”, las que trabajando en territorio vacante y de acuerdo con los Antiguos Usos y Costumbres, tenían el derecho de constituirse en Gran Logia.

El 4 de Mayo de 1909, se reunieron en Convento en el “Templo de la virtud y el amor fraternal”, (según reza el Acta de Fundación), que se encontraba en el Segundo Piso de una construcción de madera en el solar que fue donado a la “Sociedad Civil Omega”, en la esquina de las calles Carranza y Fran Andrés de Olmos. El piso inferior era ocupado por una Biblioteca sostenida por dicha Sociedad Omega y por las Logias que ahí llegaron a funcionar bajo los auspicios de la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz.
El objetivo de la realización del Convento fue el de fundar la Gran Logia independiente para el Gobierno del Simbolismo en el Estado; fungiendo como Presidente del citado Convento el V:. H:. Teódulo Montemayor, de grata memoria y el V:. H:. Manuel Morales, como Secretario.

De entre los diversos conceptos vertidos por diferentes hermanos, mismos que se consignan en el Acta de referencia, considero interesantes los siguientes: “En seguida el Presidente manifestó: que desde el 30 de mayo de 1900, que tuvo la honra de fundar en unión de otros Honorables Hermanos la Respetable Logia “Victrix”, que es la más antigua de este Oriente, abrigó el trascendental pensamiento de crear en no lejano día, un Gobierno Autónomo para el Simbolismo en esta entidad federativa de nuestra República, por hallarse vacante el territorio respectivo; que al efecto, promovió posteriormente la fundación de las dos nuevas Logias "Bernardo Reyes" y "Justicia", las cuales han quedado ya constituidas en amplia y debida forma, con personal competente según puede verse en sus Cuadros Lógicos; que en tales circunstancias y teniendo en cuenta el principio de Jurisprudencia Masónica Universalmente Aceptado, que basta que tres Talleres deseen constituir una Gran Logia, para que el acto pueda llevarse legítimamente a cabo, la Logia "Victrix", como la más antigua, invitó cordialmente a las otras dos, sus Hermanas, para que en caso de que aceptaran la idea de constituir una nueva Potencia Soberana, se sirvieran concurrir a esta Asamblea, como lo han verificado, después de haber aceptado en sus respectivos Talleres la idea de que se trata; que al pretender la emancipación de las tres Logias referidas del Gobierno de la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz, que ha sido para ellas pródiga en atenciones y bondades, no le había guiado ninguna pasión bastarda, sino el natural deseo de vivir la vida independiente que alientan en los corazones y vibra en los cerebros de todos los hombres libres, para desarrollar todo el ejercicio que demandan nuestras actividades vigorosas en pro de la Fraternidad; por medio de un Cuerpo, que poseyendo propia iniciativa, pueda efectuar con toda prontitud y eficacia, la propaganda del Simbolismo Libre dentro de los límites territoriales".

Continúa al V:. M:. Montemayor y termina concediendo el uso de la palabra, de la que hacen uso los Venerables Hermanos: Antonio Intriago Viteri, Adolfo E. Balboa y Anastasio Meza que en relación al caso dijo: "Que las razones expuestas por los hermanos que le han precedido en el uso de la palabra sólo queda agregar, aunque no del peso de aquellas, y es: que la creación de la Nueva Potencia Soberana será un estímulo poderoso para las Logias que tratan de darle vida, y para los masones todos del Estado, que se regocijaran de tener Gobierno propio, sin que ello signifique, en modo alguno, ingratitud de parte nuestra, hacia la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz, de la que siempre y sean cuales fueren las emergencias que el porvenir nos reserve, conservaremos gratísima impresión, dadas las consideraciones de que por parte de aquella Alta Cámara, hemos sido objeto".

Así terminó aquella reunión y al día siguiente 5 de Mayo, y por acuerdo tomado en el Convento de referencia, a las 20:30 horas, se reunieron los Maestros Masones de las tres Logias a fin de llevar a efecto la Instalación solemne de la Gran Logia Independiente, para el Gobierno de la Masonería Simbólica en el Estado; ocupando provisionalmente la Presidencia el V:. H:. Anastasio Meza, Venerable Maestro de "Justicia", por ser el Venerable Maestro más antiguo presente en el acto, quien declaro abierta y constituida la asamblea y haciendo un llamamiento "al buen sentido e ilustración de los presentes" a fin de que en este acto, según sus palabras, "se observen todos los requisitos y formalidades que nos son conocidos, con el objeto de que la nueva Potencia Masónica, lleve impreso el sello de la más estricta legalidad".

Leída y aprobada que fue el Acta de la Asamblea del día anterior, sin discusión y debidamente ratificada, se concedió la palabra al V:. H: Téodulo Montemayor, quien propuso que la nueva Potencia Masónica se denomine "GRAN LOGIA DE LIBRES Y ACEPTADOS MASONES DE TAMAULIPAS" lo que fue aprobado. Luego, se procedió a determinar cuales, de los hermanos presentes tenían derecho a integrarla con voz y voto. Se acordó, que con el carácter de provisionales, se adoptaban la Constitución, Estatutos y demás leyes en vigor en la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz, con la salvedad de que se adicionara, otorgando personalidad con voz y voto a los Oradores, Secretarios y Tesoreros de las Logias Constituyentes y al Gran Maestro la facultad de nombrar a los Grandes Oficiales que juzgare necesarios para el buen servicio de la Cámara.

Los Venerables Hermanos con derecho a integrar la Alta Cámara incluidos los de el acuerdo extraordinario consignado en el párrafo anterior fueron: por "Victrix" Teódulo Montemayor, Gerardo E. Cardona, Tomas R. Morales, Adolfo E. Balboa, Aquiles Castillo, Agustín Baldit y Cayetano Azuara con el carácter de Venerable, Primero y Segundo Vigilantes, Diputado, Orador, Secretario y Tesorero respectivamente. Por "Bernardo Reyes" los Venerables Hermanos: Antonio Intriago Viteri, Luis Díaz, Antonio Sáenz, Ramón Longoria, Alberto R. Mendoza, Miguel Espinoza y Bruno Mireles con el carácter de acuerdo con el mismo orden ya establecido. Y por "Justicia" Anastacio Meza, Julio Chapa, Apolonio Treviño, Manuel Morales, Fortunato de Leija, Julio C. Del Castillo y Andres L. Bartoluchi con sus respectivos cargos.

Acto seguido se procedió a la elección de los primero Grandes Dignatarios, habiendo fungido como escrutadores los Venerables Hermanos; Manuel Morales, Gerardo E. Cardona y Fortunato de Leija, habiéndose obtenido el siguiente y unánime resultado:

GRAN MAESTRO V:. H:. TEODULO MONTEMAYOR
DIPUTADO GRAN MAESTRO V:. H:. ADOLFO E. BALBOA
GRAN PRIMER VIGILANTE V:. H:. ANASTASIO MEZA
GRAN SEGUNDO VIGILANTE V:. H:. MANUEL MORALES
GRAN SECRETARIO V:. H:. ANTONIO INTRIAGO VITERI
GRAN TESORERO V:. H:. GERARDO E. CARDONA
A continuación el Gran Maestro, de acuerdo con las facultades otorgadas, nombró como:
ORADOR FORTUNATO DE LEIJA
GRAN CANCILLER
GUARDA SELLOS Y
PRO SECRETARIO V:. H:. JULIO C. DEL CASTILLO
GRAN PRIMER EXPERTO V:. H:. APOLONIO TREVIÑO
GRAN SEGUNDO EXPERTO V:. H:. TOMAS R. MORALES
GRAN MAESTRO DE
CEREMONIAS V:. H:. CAYETANO AZUARA
GRAN PORTA ESTANDARTE V:. H:. AGUSTIN BALDIT
GRAN PRIMER DIACONO V:. H:. LUIS DIAZ
GRAN SEGUNDO DIACONO V:. H:. JULIO CHAPA
GRAN HOSPITALARIO V:. H:. AQUILES CASTILLO
GRAN ECONOMO V:. H:. EMILIO ORTIZ GOMEZ

A continuación se procedió a la Instalación, y concedida la palabra se tomó el acuerdo de celebrar los días 27 de diciembre de cada año, la elección de los nuevos Grandes Dignatarios y Oficiales de la naciente Gran Logia.

Luego el Gran Maestro ordenó ponerse de pie a todos los presentes y al hacerlo dijo: "Hoy día 5 de Mayo de 1909, declaro solemne y legítimamente instalada la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas, para el Gobierno del Simbolismo en dicho Estado".

Después de mutuas felicitaciones, salvas de aplausos, frases de aliento y fraternidad, el Gran Maestro propuso y fue aceptado por unanimidad, la expedición de las tres primeras CARTAS PATENTES, correspondiendo el No. 1 a "VICTRIX", el No. 2 a "BERNARDO REYES" y el No. 3 a "JUSTICIA", que tendrían el carácter, a partir de ese momento y hasta su desaparición del ámbito jurisdiccional, de CONSTITUYENTES y jurisdicciones de y a la GRAN LOGIA DE LIBRES Y ACEPTADOS MASONES DE TAMAULIPAS.

Otro de los acuerdos trascendentes tomados el día 5 de Mayo de 1909, fue la aprobación del Sello distintivo de la Gran Logia, cuyo modelo se describe a continuación: Textualmente dice: tendrá forma circular con la inscripción de Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas 1909; en el fondo del círculo interior irá un sol resplandeciente con la letra "G" en el centro, sobre el cual irán dos triángulos equiláteros y paralelos, en cuyos lados se leerá el lema: Libertad, Igualdad y Fraternidad, quedando estos orlados por una corona de laurel abierta y en sí".

Así, después de circular el Saco de Pobres que arrojó "14.80 concluyó la Ceremonia de Elección e Instalación del Primer Cuadro de Grandes Dignatarios y Oficiales de la "Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de Tamaulipas", misma que fue constituida por 56 Venerables Hermanos, entre fundadores y asistentes, cuy firma consta al calce del Acta correspondiente, a quienes hoy, rendimos nuestro ferviente homenaje de gratitud, admiración, cariño y respeto; y a quienes en su memoria protestamos adherir nuestro esfuerzo en la continuación de esa labor realizada.

El V:. Q:. Hermano Teódulo Montemayor, Primer Gran Maestro de la gran Logia de Tamaulipas, Iniciado en Monterrey, N. L., ilustre Abogado, incansable Masón, destacado tanto en el Oriente de Monterrey como en esta Ciudad de Tampico; participó en la formación de muchos masones en el Estado de Tamaulipas, trabajó en diferentes Orientes y en todos ellos puso el sello de su personalidad; fue uno de los hombres más queridos en la Institución por su Don de gentes, por su disposición de ayudar siempre a todo aquel que se le acercaba en pos de una ayuda la que fuera. Siempre su bolsillo su mente y sus conocimientos profesionales, estuvieron a la disposición de aquellos hermanos y aquellas personas que lo solicitaron.

Una referencia especial es la que merece el Q:. H:. Anastasio Meza, que dirigió los trabajos de fundación celebrados el 5 de Mayo de 1909, por ser el Venerable Maestro de mayor edad en el momento en que se procedió a llevar a efecto estos trabajos. Fue herrero de profesión, Venerable Maestro fundador de la Logia "Justicia", Gran Primer Vigilante fundador de la Gran Logia de Tamaulipas, Diputado Gran Maestro de la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz, ante esta que fue uno de sus Distritos. Fue soldado en la época de la intervención francesa bajo las órdenes del Gral. Pedro José Méndez y del Gral. Juan José de la Garza. Nació a la Luz Masónica en la Respetable Logia Simbólica "Obreros del Silencio" No. 31 de México, D.F., fue compañero de Logia del Prócer de la Reforma Don Manuel Doblado y del Ilustre Poeta Juan de Dios Peza; trabajó entusiastamente en Tamaulipas en pro de la Masonería Universal y unió su esfuerzo al de todos aquellos hermanos que denodadamente trabajaron para fundar esta Gran Logia. Vivió en Tampico desde principios de Siglo y murió en esta ciudad en 1930 cuando ya había cumplido 101 años de edad.
Cincuenta y seis hermanos que recibieron la Luz Masónica en diversos lugares del país; algunos quizás en el extranjero y otros en este Oriente en Logias de diversos Ritos, que señeramente trabajaron en torno a un pequeño cirio que en la noche de la ignorancia, no fue sino la luciérnaga que en breves destellos, señaló la ruta de su vuelo hacia este Oriente, a encender un faro con una flama débil en sus principios, pero que no pudieron apagar los vendavales de los años y que tuvo la virtud de inflamar el corazón y la mente de muchos hombres de nobles aspiraciones.

Este es el punto de partida, la piedra fundamental angular del edificio moral masónico de Tamaulipas cuya proyección y prestigio es reconocido nacional a internacionalmente.
Hoy, a la vera de todos los caminos y en todos los extremos trabajan 4,000 hombres en la cantera del amor, la justicia y el respeto. En la quietud espiritual e interna de Logias los hombres sacian su sed de cultura en el acerbo masónico, en el disfrute de su libertad como el don más preciado que del Gran Arquitecto del Universo hemos recibido.
La situación crítica del país por la ausencia de valores morales se refleja en todas las actividades del mundo profano, pero no en la Institución Masónica; estas continúan a paso ascendente en la búsqueda de un futuro promisorio acorde a los requerimientos actuales; los valores morales perviven aquí dentro y no hay que buscar mucho para encontrarlos. Los programas de concientización masónica y superación intelectual son los primeros pasos que marcan el rumbo de la superación institucional. No asumamos una actitud contemplativa negando a la Institución su labor promotora del progreso de sus miembros. Que no haya conciencias adormecidas de los menos en brazos de la molicie porque estorban el hacer de los más. Que no se utilice la tribuna para el desahogo de la disidencia que viole los principios fundamentales de la Orden. Que su participación sea planteada con inteligencia crítica que ayude a construir y no la que tendenciosamente aspira a nulificar los esfuerzos de quienes anhelan construir esta nueva masonería. No tendremos derecho a solazarnos hoy de los esfuerzos de nuestros hermanos que en 1909 fundaron esta Gran Logia si en esta ocasión, nuestra dimensión y nuestro tiempo, no hacemos la parte que nos corresponde.

Esta es Hermanos, la Historia de nuestra Gran Logia de Tamaulipas, recibida con el afecto y respeto que nos merecéis, escudriñar en ella su grandeza y guardarle en el lugar más sagrado de vuestros cosmos, porque va en ella esfuerzos, consolidaciones y un amor perenne a nuestro Orden.

POR LA UNION, PROGRESO Y CONSOLIDACION DE LA MASONERIA TAMAULIPECA

Ernesto Nieto Robles
Ex-Gran Maestro 1981-1982