EL MANUSCRITO WILKINSON, c. 1727

(D. KNOOP, G. P. JONES Y D. HAMER)
INTRODUCCION

Procedencia Directa del Manuscrito. En Marzo de 1946, el Hno. B.A. Swinden de Northampton atrajo nuestra atención hacia este manuscrito perteneciente al Hno. Harold Wilkinson de la Logia de Pomfret, nº 360, de la misma ciudad, quien lo encontró entre los documentos de su difunto padre, el Hno. Samuel Blaze Wilkinson (1851–1931) del 69 de Billing Road, Northampton. El Hº. Wilkinson consintió amablemente en entregarnos el manuscrito para su examen y reproducción, y nos autorizó a enviarlo al Dr. B. Schofield del departamento de MSS [manuscritos] del British Museum para ser examinado más detalladamente. Después de haber devuelto el manuscrito a Northampton, éste fue donado por el Hno. Wilkinson a la Biblioteca Masónica de dicha localidad.

Desgraciadamente, el Hno. Wilkinson no tiene información alguna sobre la historia del documento y desconoce cómo llegó a manos de su padre, quien, en su día, fue un incondicional de la Logia de Pomfret y un destacado miembro del Gremio, [Royal] Arch, Mark [Mason], K[night] T[emplar] y Rosa Cruz. Su interés en la vertiente histórica de la masonería es evidente a juzgar por el hecho de estar en posesión de este documento que hemos designado con el nombre de Manuscrito Wilkinson, y por un pequeño cuaderno de notas que contenía copias de lo que parecen ser versiones relativamente tempranas (anteriores a 1813 –?) de 1) la "First Degree Lecture" [Enseñanza del Primer Grado] y 2) la "Traditional History" [Historia Tradicional]. El Hno. Wilkinson no sabe nada acerca de la familia de su abuelo; y en cuanto a la de su abuela, tres de ellos eran masones canteros y solamente uno, que era ingeniero, fue franc–masón.

Los orígenes de su familia parecen hallarse en Clipsham, Rutland, aunque por lo menos tres de sus miembros vinieron a Northampton y estuvieron vinculados con las canteras de Harlestone, que se hallan a una o dos millas de distancia de su actual término municipal. El ingeniero francmasón mencionado anteriormente, que vivió en Wellingborough, aparentemente mostró muy poco interés en el Gremio. Parece ser que Samuel Blaze Wilkinson vivió toda su vida en Northampton. La Logia de Pomfret no fue legitimizada hasta 1819; sin embargo existía una Logia en el George, Northampton, constituida el 16 de Enero de 1730 como la nº 62,1 e incorrectamente numerada como la 602 en La Masonería Disecada [ver aquí ] de Prichard del mes de Octubre de 1730. En 1740 se convirtió en la nº 64 y desapareció el 29 de Noviembre de 1754.3 Aunque el Manuscrito Wilkinson parece representar un ritual anterior al de Prichard, no hay ninguna evidencia de que se practicase en alguna Logia de Northampton. Tampoco se puede dar por cierto, por razones que expondremos posteriormente, que el documento fuese escrito en una fecha tan temprana como 1730.

Tipo de Papel y Formato. El papel, que es de formato oficio, 12 7/8" x 7 7/8", está hecho a mano, es de buena calidad, y presenta la marca de agua VRYHEYT y las letras GR con una corona encima, como contramarca. Más adelante nos referiremos a estas marcas, y las tomaremos como referencia para el análisis de la antigüedad del papel. Tres hojas sueltas de esas características fueron dobladas por la mitad para formar un librillo de seis medias hojas o doce páginas. Posteriormente las dos hojas exteriores o se desgastaron mucho o fueron arrancadas del pliego: la contramarca aparece a lo largo de la doblez original de dichas hojas y sus dos mitades se corresponden perfectamente, prueba de que cada par de medias hojas formaba originariamente una sola.

La primera media hoja, que constituye lo que describimos como páginas i y ii, estaba originalmente en blanco por ambas caras, con excepción de lo que parece ser una marca masónica – LL–, algo parecido a dos V invertidas colocadas una junto a la otra y que aparece en la parte superior de la página i, realizada al parecer con la misma tinta y estilo de escritura que el texto. Posiblemente fuera la marca del escriba que copió el documento. En una época más reciente, se añadieron bajo la marca las palabras "Antiguo Ritual" en lápiz, y en tinta y a plumilla "S. B. Wilkinson|69, Billing Road,|Northampton". Cada media hoja fue grabada con un membrete en relieve que exhibía esta dirección: 69, BILLING ROAD,|NORTHAMPTON, visible en la reproducción fotográfica de la página i y apenas discernible en la de las demás hojas; fue colocado de manera que no afectara al texto. Muy cerca del membrete en relieve, o a veces superpuesta, aparece la firma "S. B. Wilkinson" en las páginas 1, 3, 5, 7 y 9.

Quien escribió consideró la primera página de texto como página 1 del manuscrito: no la numeró pero comenzó en su anverso con el número "2". Tenemos así la secuencia:
p.i: en blanco, excepto por la "marca" y las adiciones posteriores.
p.ii: en blanco.
p.1: comienza el texto, sin numerar por quien escribe.
p.2: continúa el texto, numerada con el 2.
p.3: = id. 3.
p.4: = id. 4.
p.5: = id. 5.
p.6: = id. 6.
p.7: = id. 7.
p.8: = id., sin numerar por quien escribe.
p.9: = id., sin numerar por quien escribe.
p.10: = id., sin numerar por quien escribe.
En un tiempo, estas hojas estuvieron unidas por tres pequeños clips de alambre en forma de pera. El pequeño agujero redondo que aparece como una marca negra en la reproducción fotográfica de las páginas i, ii, 1, 2, 9 y 10 fue causado –según nos informa el Hno. Swinden– por un clip oxidado que al ser extraído se llevó con él parte de las páginas. Las marcas realizadas por los dos clips restantes pueden apreciarse en la reproducción fotográfica de la página 10. En algún momento, las hojas fueron dobladas horizontalmente en tres partes y las marcas de estos dobleces son visibles en la reproducción fotográfica de la página i.
Ortografía y Manuscrito del Texto. Sus características principales son:
1. (a) El uso de la s larga, como en la Pregunta 1.
2. (b) El signo & es generalmente lo mismo que la x de cola larga del escriba, como en las respuestas 2 y 3; ocasionalmente aparece una forma moderna, como en las respuestas 8 y 28, la salutación (13), y el juramento (23).
3. (c) La antigua e se usa con frecuencia, como se ve en las respuestas 1, 2 y 3.
4. (d) La I y la J mayúsculas se escriben ambas como I.
5. (e) La forma I'll [futuro, 1ª persona singular] aparentemente se escribe como I'le. Probablemente esto sea una peculiaridad personal del escriba y no una falta de ortografía. Comparable al levele que aparece en lugar de levell [nivel] en la P. 48 y en la R. 49.
6. (f) El uso ocasional de terminaciones en –ick.
7. (g) El hecho de doblar, en ocasiones, consonantes simples al final de las palabras: sett [adoquín], Jewell [joya], Urnell [piedra blanca de grano fino], Levell [nivel].
8. (h) El uso ocasional de yt por that [forma demostrativa], yr por your [forma posesiva] y shod por should [forma subjuntiva].
9. (i) Uso indiscriminado de mayúsculas en los sustantivos y a veces en los verbos.
10. (j) Las formas verbales finalizadas en –ed están escritas con todas sus letras y no con la forma –'d, con dos excepciones: introduc'd ["introducido"] en la Pregunta 24 y until'd ["descubierta"] en la P. 76.
11. (k) Una puntuación muy pobre: los interrogantes, los puntos al final de las respuestas, y los apóstrofes indicadores de posesión son frecuentemente omitidos.
El tipo de escritura, según nuestra opinión, pertenece al período comprendido entre 1700 y 1820, sin embargo el uso de papel oficio hecho a mano (suponiendo que no provenga de antiguos stocks) lo ubica casi con seguridad dentro del siglo dieciocho. Lo confirman los usos mencionados en los anteriores puntos a, b, c, d, f, g, y h, más frecuentes en el siglo dieciocho que en el XIX. Por otro lado, el casi constante uso de –ed en lugar de –'d en los tiempos verbales pasados y en los participios, parece apuntar a la segunda mitad del siglo dieciocho más que a la primera.

Marca y Contramarca. La marca de agua "VRYHEYT" de nuestro documento apunta tanto al origen holandés del papel como a su elaboración por parte de artesanos franceses, libres imitadores del papel holandés y sus membretes. El hecho de que en nuestras hojas no figure ni el nombre de su manufacturador ni sus iniciales ni ninguna otra marca, nos hace pensar que no es papel holandés sino su imitación francesa. El uso de la contra-marca GR con la Corona demuestra que el papel fue elaborado exclusivamente para el mercado inglés.

En Watermarks in Paper in the XVII and XVIII Centuries [Marcas de Agua en Papel en los siglos XVII y XVIII] de W.A. Churchill, se reproducen aproximadamente treinta ejemplos de la marca VRYHEYT. En los primeros ejemplos, que datan del año 1654 al 1720, el León, la Lanza y los Siete Dardos, así como la base con la palabra VRYHEYT, se hallan rodeados por una especie de guirnalda. En los últimos, que datan del año 1704 a c. 1813, el León, la Lanza, etc, se hallan dentro de un círculo coronado que exhibe el lema Pro Patria ejusque Libertate. Nuestro ejemplar, obviamente pertenece a este segundo grupo. Un examen detallado de este grupo muestra:

(I) que en algunos ejemplares la base que contiene la palabra VRYHEYT está trazada con líneas simples y en otros con líneas dobles, como en nuestro caso.
(II) que en la mayoría de los casos la lanza o báculo finaliza en un punto. En tres de los ejemplares que aparecen en la obra de Churchill finaliza, como en el nuestro, en lo que podría ser descrito como una Cruz de San Andrés, X.
Todos los ejemplos de Churchill con base de doble línea pertenecen al período de 1746 a 1813, y sus tres ejemplos con el báculo finalizando en una Cruz de San Andrés se ubican entre 1762 y 1813.

Era frecuente que los manufactureros de papel holandeses o franceses, al elaborarlo para el mercado británico, usaran la Cifra Real Británica como contramarca. En nuestro caso, dicha clave es GR, que estuvo en vigor durante los cuatro Georges (1714–1830). El único ejemplo que da Churchill de una marca VRYHEYT con una GR coronada como contramarca es un manuscrito fechado en 1785, aunque es muy posible que se fabricara papel con esta marca y contramarca antes de dicho año.
Relación con otros Catecismos. El Ms. Wilkinson está más estrechamente relacionado con el "Enter'd 'Prentice's Degree" [Grado de Aprendiz Aceptado] de La Masonería Disecada de Prichard, publicada en Octubre de 1730, que cualquier otra versión anteriormente conocida de los primeros catecismos masónicos, incluido Un Diálogo entre Simón y Felipe [ver aquí pág. 239] del año 17254[-1740], cuya afinidad con la primera parte de La Masonería Disecada señalamos en nuestro escrito sobre el Diálogo en A.Q.C. LVII. El orden de las preguntas y las respuestas en el Manuscrito Wilkinson y en Prichard es diferente. Además, el Ms. Wilkinson contiene alrededor de una docena de preguntas y respuestas que no se hallan en Prichard, y a la inversa, éste, en la Parte I, contiene aproximadamente una veintena de preguntas y respuestas de las que no se encuentra equivalencia en nuestro manuscrito. Hay unas sesenta y cinco preguntas y respuestas más o menos iguales en los dos catecismos, aunque algunas veces difieren en la forma de construir las primeras y en la esencia exacta de las segundas.

Estas cuestiones se verán en detalle en la transcripción del Ms. Wilkinson que mostraremos en columnas paralelas junto con el "Enter'd 'Prentice's Degree" de La Masonería Disecada. Por el momento debemos conformarnos con decir que no consideramos nuestro documento simplemente como una versión anterior y corta de la primera parte de Prichard. Tampoco creemos que el ritual de Primer Grado de Prichard se derive directamente del descrito en nuestro manuscrito; sin embargo, ambos proceden, aunque por líneas diferentes, de un ancestro común, y el que refleja nuestro documento es algo anterior al de Prichard. Este último se publicó en Octubre de 1730 y el descrito en el primero parece ser más reciente que el expresado en The Grand Mystery of Free–Masons Discover'd5 de 1724 [El Gran Misterio de la Francmasonería al Descubierto], así pues nos inclinamos a fechar el modo de trabajo descrito en el Ms. Wilkinson alrededor del año 1727.

Fecha del Manuscrito. Aunque las evidencias internas sugieren que el ritual que representa nuestro documento pertenece al año 1727, esto no quiere decir que la fecha del manuscrito sea la misma. Debemos tener en mente la posibilidad de que pueda ser una copia tanto anterior como posterior a 1730, de un manuscrito previo a dicha fecha, y no un catecismo escrito de memoria. En dos casos, P. 31 y P. 62, se omite una palabra esencial; en otros dos casos, R. 32 y R. 65, se repite una palabra. Ambas erratas sugieren errores de copia. Por otro lado, la separación de dos preguntas y respuestas, la 62 y la 73, sobre los secretos de un masón, y la omisión de una pregunta y su respectiva respuesta relacionadas con la llave de dichos secretos, de lo cual la P. y R. 73 es la ampliación, sugieren o un relato memorizado, o una copia de una versión defectuosa escrita anteriormente. El hecho de que algunas preguntas y respuestas no aparezcan en un orden muy lógico también sugiere de algún modo la idea de un relato memorizado. La cuestión es, ¿cuándo fue copiado? o, si es un original, ¿cuándo fue escrito?.

La respuesta dependerá, por lo menos en parte, del propósito para el cual fue copiado o escrito el documento: (I) podría ser una copia de anticuario del siglo dieciocho, de un catecismo de principios de siglo; o (II) una copia realizada por algún masón cuya atención fue cautivada por un documento antiguo que llegó a sus manos; o (III) un aide mémoire de algún masón, posiblemente elaborado por otro masón más experto para ayudar a su menos experimentado hermano.

(I) Si el documento sirvió al primer propósito, tanto se podría esperar que: a) fuese escrito en un libro corriente, como las versiones Drinkwater y Huddleston de los Old Charges [Antiguos Deberes] y otros dos catecismos: Institution of Free Masons [Institución de los Francmasones] y el Ms. [Manuscrito] Essex; como que: b) fuera cuidadosa y rigurosamente copiado en un rollo por un escriba eficaz, como el Ms. Chesham, o en un pequeño libro de tapas de cuero como el Ms. Woodford y el Ms. Supreme Council. Nuestro documento, con sus páginas perdidas y sus diversas correcciones, no encaja en ninguna de estas condiciones. Tampoco se trata de seis hojas del centro de un libro normal, puesto que en ese caso, el recorte necesario para el encuadernado del libro hubiera hecho que las tres hojas formato oficio fueran más pequeñas de lo que son en realidad.

(II) Las consideraciones que hemos expuesto anteriormente no se podrían aplicar al caso de una copia realizada por alguien interesado en un documento antiguo llegado a sus manos, tal como hizo J. L. Higsom en 1852 cuando copió una versión de los Old Charges, conocida ahora como el Ms. Wren;6 o como hizo el Hno. Fred T. Cramphorn hacia 1930 al copiar a máquina Un Diálogo entre Simón y Felipe, cuando el Hno. Lister Salisbury le pasó el manuscrito original, del cual no hay indicio desde de su muerte. La trascripción que figura en nuestro Early Masonic Catechisms [Primeros catecismos masónicos] se obtuvo de la copia escrita a máquina del Hno. Cramphorn. De forma parecida, la transcripción del documento que ahora reproducimos en forma de facsímil podría ser una copia, realizada en la segunda mitad del siglo dieciocho, de un original escrito varias décadas antes.

(III) Tres características del Ms. Wilkinson, a saber:

a) la doblez horizontal en tres partes (aunque no muy fuerte a juzgar por las marcas, visibles únicamente en la página i de la reproducción fotográfica e invisibles en las demás);

b) las condiciones de desgaste de las dos hojas exteriores a lo largo de las dobleces que representaban originariamente la mitad de las hojas cuando fueron dobladas para formar un librillo;

c) la decoloración de las páginas exteriores, i y 10, claramente apreciable en las reproducciones fotográficas;sugieren que el documento debía haber sido muy usado, posiblemente porque sirvió como aide mémoire a algún masón. Si hubiese estado siempre doblado horizontalmente en tres partes, solamente dos terceras partes de la página frontal presentarían un deterioro evidente de los colores; así pues suponemos que se guardaba habitualmente desdoblado, a veces con la página i arriba y otras veces con la 10, en algún lugar expuesto al polvo, como sería el caso en la mayoría de cómodas. La introducción y extracción frecuente de los papeles de su cajón podría explicar el ocasional deterioro y desgaste que presenta nuestro manuscrito, en cuyo caso no hay discusión posible sobre la idea de que sirviera como aide mémoire de un masón.

De las tres utilidades que se le pueden haber dado al documento, nos contentamos, por las razones indicadas anteriormente, con decir que el documento no es una copia de un antiguo manual masónico elaborada especialmente por o para algún anticuario del siglo dieciocho. Luego nos quedan dos posibilidades, y por ello proponemos encarar el problema de fechar el documento, en primer lugar, en base a la hipótesis de que fuera aide mémoire de algún masón; y en segundo, en base a la hipótesis de que fuera una copia hecha por alguien que tuvo acceso a un documento más antiguo, el cual cautivó su atención.

(I) La primera hipótesis parece conducir a una fecha relativamente temprana, puesto que nos resulta difícil creer que el modo de trabajo descrito en nuestro manuscrito se practicara hasta mucho después de la aparición del librillo de Prichard en Octubre de 1730, aunque en aquella década, y posiblemente también en la de los 40, podían haber habido logias fuera del área de Londres en las que La Masonería Disecada no fuera conocida, o donde masones locales incondicionales no vieran con buenos ojos las tareas de modificación o revisión del ritual. Por otro lado, no se puede pasar por alto el hecho de que nuestro documento muestra diversos indicios de haber sido usado durante algún tiempo después de haber sido copiado o escrito, y presumiblemente data de alguna época anterior a la sustitución del ritual que representa por otro más actual en la localidad con la cual está relacionado.

En vista de estas evidencias un tanto conflictivas, no hay conclusión definitiva en relación a la fecha del manuscrito –siempre suponiendo que se utilizara como aide mémoire de algún masón. Lo único que parece bastante cierto es que el trabajo que se describe en el Ms. Wilkinson, a juzgar por su estado de evolución, representa un ritual original de una fecha posterior a 1724 y anterior a 1730, aunque siempre cabe la posibilidad de que una vez establecido en una localidad determinada tuviera una relativa estabilidad y continuara siendo usado de forma más o menos inalterada durante un determinado número de años a partir de 1730. El hecho de que la impresión en tres ediciones oficiales, más una pirateada, y por lo menos la reimpresión en un periódico de La Masonería Disecada aparecieran dentro de la primera quincena de su publicación el 20 de Octubre de 1730; de que aparecieran ocho ediciones en Londres en la década siguiente; y de que el librillo fuera reimpreso más de ocho veces en Inglaterra y Escocia en la década de los 407 es una prueba generalmente aceptada de que Prichard ejerció una gran influencia en el ritual masónico durante una década, o posiblemente dos décadas, y no solamente durante algunos meses a partir de su aparición. Así, no parece probable que el trabajo descrito en el Ms. Wilkinson se utilizara de una forma inalterada mucho tiempo después de 1740, si tan siquiera llegó a esa época. Como el Ms. Wilkinson, a juzgar por su estado, fue escrito algunos años antes de que dejara de servir como aide mémoire –siempre suponiendo que realmente fuese dedicado a este uso–, hay que presumir que fue escrito entre 1730 y 1740.

Puesto que esta fecha no es compatible con la relativamente concreta evidencia de datado suministrada por la marca del papel y la ortografía del texto, excepto en la suposición de que a) el casi constante uso en nuestro documento de la terminación –ed en lugar de –'d en los tiempos pasados y los participios de los verbos fuera debido a una pedantería del escriba; y b) la relativamente tardía aparición de nuestra particular variedad de la marca VRYHEYT en el libro de Churchill fuese debido a que su colección de ejemplares estaba incompleta, creemos que la fecha aproximada de 1730 a 1740, aunque no es imposible, tampoco es muy probable.
(II) En la segunda hipótesis, a saber, la de que el documento es una copia de un manual de principios del siglo dieciocho realizada por alguien que tuvo acceso a un antiguo manuscrito y se interesó por él, el problema de la fecha depende enteramente de las evidencias externas, como el tipo de escritura, la ortografía del texto, y la marca y contramarca del papel. En cuanto al tipo de escritura, coincidimos con la opinión del Dr. B. Schofield del Departamento de MSS. del British Museum, de que el documento está realizado en una escritura típica del siglo dieciocho. Tal como ya hemos apuntado anteriormente, ciertas características de la ortografía pertenecen más a la segunda mitad de dicho siglo que a la primera. Asimismo, como ya hemos mencionado, aunque las variaciones de la marca VRYHEYT se encuentran en papeles que datan de la segunda mitad del siglo diecisiete y en todos los del dieciocho, los ejemplares que presentan un círculo terminado en una corona tan sólo se realizaron en el siglo dieciocho, y los ejemplos de la marca VRYHEYT más elaborada, como la de nuestro documento, han sido ubicados por Churchill solamente entre los años 1762 y c. 1813 aproximadamente. A la vista de estas consideraciones –suponiendo ahora que el Ms. Wilkinson fuese una copia de un manuscrito más antiguo hecha por algún masón interesado en él– deberíamos ubicar la fecha del documento entre 1750 y 1790.

Nuestras conclusiones en relación a la fecha del manuscrito han de ser necesariamente muy poco definidas, puesto que no sabemos con certeza si el documento era (a) un aide mémoire, o (b) una copia hecha por alguien que encontró un documento antiguo que le interesó. En el primer caso, la fecha más probable es entre 1730 y 1740 aproximadamente; y en el segundo entre 1750 y 1790. Estas incertezas en relación con la fecha del documento no afectan en ningún modo nuestra opinión en relación a la época del ritual que se describe en nuestro documento, el cual, como ya hemos indicado anteriormente, consideramos perteneciente al período 1724–1730.

Tratamiento del Texto. … En nuestra transcripción impresa … el Ms. Wilkinson puede ser cotejado con la primera parte de La Masonería Disecada de Prichard. El orden de las preguntas y las respuestas de este último está readaptado para hacerlas corresponder, en la medida de lo posible, con las de nuestro documento. Hemos introducido espacios en blanco en ambos textos en los casos donde una pregunta o respuesta de un texto no hallara su equivalente en el otro. Para facilitar referencias, y para mostrar el diferente orden de las preguntas en los dos manuales, insertamos en ambos textos números dentro de paréntesis ante las preguntas, manteniendo así el orden numérico original de estas. [ … ] No hay espacios en blanco o números en el original del Ms. Wilkinson. Asimismo, tampoco hay espacios en blanco ni numeración de las preguntas en el original de La Masonería Disecada de Prichard.

[En la traducción castellana se han respetado las mayúsculas iniciales y en un noventa por ciento la puntuación; en el Ms. Wilkinson las preguntas no llevan signos de interrogación; y tanto en éstas como en las respuestas abunda el signo "&" en lugar de comas, puntos y la conjunción.]

NOTAS
1 Lane, Masonic Records [Documentos Masónicos] 55.
2 E.M.C. [Early Masonic Catechisms], 173; Lane, Handy Book to the Lists of Lodges [Manual de Listados de las Logias], 179.
3 Lane, Masonic Records, 55.
4 Ver nuestra Réplica a los Comentarios en nuestro artículo de A.Q.C. LVII.
5 Reimpreso en E.M.C., 76.
6 Para más detalles sobre estos Mss. ver nuestra Handlist of Masonic Documents [Lista de Documentos Masónicos].
7 Thorp, Bibliography of Masonic Catechisms [Bibliografía de Catecismos Masónicos], 15–16; E.M.C., 157.