LANDMARKS MASONICOS

En la Masonería Operativa, la localización de un edificio era determinada antes de emprender la construcción, por lo que se denomina “método de los 5 puntos”, que consistía en fijar en primer lugar los 4 ángulos, en que debían ser colocadas las cuatro primeras piedras, y después el centro, o sea el punto de encuentro de las diagonales, siendo la base normalmente cuadrada o rectangular. Las estacas que marcaban esos cinco puntos se denominaban “landmarks”. Y está ahí sin duda, el sentido inicial de ese término masónico.
El estudio de los Landmarks es importante para el sostenimiento de la conciencia masónica, que a su vez, mantiene la disciplina y la tradición de la Orden.
PEQUEÑA INTRODUCCIÓN
Uno de los errores en que más incurren los simbolistas masónicos, es pretender explicar los porqués del recopilamiento escrito de los Landmarks Masónicos, según la visión de ese tiempo.
Los hechos históricos acontecen en el Tiempo, motivados por razones y causas reinantes en la respectiva época. El comentar los Landmarks Masónicos sin analizar los anhelos vigentes en los siglos XVIII y XIX, es cometer equívocos.
La palabra está formanda de una composición de otros vocablos: Land (inglés) que significa tierra y mark (inglés) que quiere decir, marca, límite, lindero, señal, etc.
Guenon dice: “En la Masonería Operativa, la localización de un edificio era determinada antes de que se emprendiera su construcción, por lo que se denomina “método de los cinco puntos” que consistía en fijar en primer lugar los cuatro ángulos, en que debían ser colocadas las cuatros primeras piedras, y después el centro, o sea el punto de encuentro de las diagonales, siendo la base normalmente cuadrada o rectangular. Las estacas que marcaban estos cinco puntos se denominaban landmarks, y está ahí, sin duda, el sentido del cual se tomó ese término masónico, es decir su sentido inicial”.
Landmark en un sentido estricto, significa marca en la tierra, punto, frontera, punto divisorio, etc. Con todo en su sentido amplio (lato), Landmark quiere decir ley, regla, código (de leyes).
LA BIBLIA Y LA CIVILIZACION ANTIGUA
La Biblia, en varios de sus pasajes, habla de frontera, de límites. En JOB, XXIV, 2; PROVERBIOS, XXII, 28; DEUTERONOMIO, XXVII, 17.
En el mundo hebreo, la tierra siempre fue un bien inestimable, transferible de padre a hijo. El alterar las marcas limítrofes entre los confrontantes era considerado crimen gravísimo en las leyes hebraicas. El castigo era la lapidación y la confiscación de bienes.
Roma también castigaba severamente aquellos que alteraban las marcas divisorias. El hombre era colocado fuera de la ley, sus animales de labranza, sus hijos y todas sus pertenencias confiscados, y el infractor era muerto.
El Código Penal Brasileño, Art. 161 (Alteración de límite) también infringe pena infractora a quien altera marcas divisorias.
IDEA DE EMPEDRADO
Para la hechura de las marcas divisorias, eran utilizadas piedras, o rocas. Landmark, pasó a ser relacionado con algo inamovible, algo inmutable. Aquí, lo que se respeta, la tradición, lo pasado, los tiempos inmemoriales. Es por consecuencia, Código, Leyes, son la ideas que se asociaron al vocablo Landmark.
El Art. 39 de los Reglamentos Generales de la Gran Logia Codificado por John Payne, en su segunda gestión como Gran Maestro de la Gran Logia de Londres, en 1720, nos dice lo siguiente:
 “Cada Gran Logia tiene inherente poder de autoridad para modificar este Reglamento o redactar uno nuevo, en beneficio de ésta Fraternidad, contando que sean mantenidos inviolables los Antiguos Landmarks”. En Inglés: “provides always flat old landmarks be carefuly preserved”.
El 25 de Noviembre de 1723, Landmark aparece en nuestros Reglamentos de Payne como rule o sea regla; ley. El Landmark significando ley aparece en las Constituciones de 1738, 1756, 1767, y 1784, Definiciones:
1o.- “Al respecto de los landmarks de la Masonería, algunos se limitan a las señales, toques y palabras. Otros incluyen las ceremonias de iniciación, ornamentos y joyas de la logia, o sus símbolos característicos. Otros opinan que la Orden no tiene otros Landmarks, además de sus secretos particulares”.
2o.- “La definición de la palabra Landmarks denota que es apenas posible enumerarlos. Todo cuanto podemos saber es que son leyes o costumbres existentes desde tiempo Inmemorial” Josiah Drumond, en Maine Masonic Text Book, Apud idem.
3o.- “Mi idea de un Antiguo Landmark es de una regla de uso, de una regla de la Primera Gran Logia, que no puede ser abrogada, sin herir a la Masonería Universal” William James Hughan, Apud Idem.
4o.- “Presumimos que los Landmarks son aquellos principios que existían desde tiempos inmemoriales, que eran leyes existentes, que eran tradiciones que se identificaban con la forma y la esencia de la Masonería, que la gran mayoría acepta, que no pueden ser modificadas, y que todo el masón es obligado a mantener intactos, bajo las mas solemnes e inviolables sanciones” John W. Simmons “In The Principles of Masonic Jurisprudence” Apud idem.
COMENTARIOS SOBRE LAS DEFINICIONES PRESENTADAS
 Si procuramos extraer de las definiciones presentadas, sus ideas principales, veremos que Landmark está asociado con las siguientes palabras y expresiones: leyes, costumbres desde tiempos inmemoriales; reglas que no pueden ser abrogadas; leyes aceptadas por la mayoría; reglas que establecen límites, etc.
Y tal como en las antiguas civilizaciones, en que las marcas no podían ser alteradas, bajo pena de sanciones; así las landmarks masónicas, tampoco admiten mudanzas, bajo pena de quebrar los principios masónicos, sin los cuales la Orden pierde su identidad.
LAS OPINIONES Y NUESTRO RITUAL
1o.- El simbolista francés Jules Boucher, dice: “La Masonería Anglosajona fija reglas fuera de las cuales cualquier masón u obediencia son declarados “irregulares”. Esas reglas reciben el nombre de Landmarks (límites o marcas)”. Apud A Simbólica p. 2172.
2o.- El simbolista francés, Oswald Wirth, dice: “las landmarks, son invención moderna y sus partidarios, jamás conseguirán ponerse de acuerdo para fijarlas. Eso no impide que los Anglosajones (ingleses) proclamen sagrados esos límites esencialmente fluctuantes, que se ajustan de acuerdo con sus particularísimos (,,,) ¿en que es Regular?, p. 64 Apud A, Simbólica p. 2173.
3o.- Marius Lapage critica: “¡Hablemos serio! Una única afirmación histórica y tradicionalmente posible: nadie jamás vió un Landmark, porque en la realidad, un landmark no pasa de un mito forjado por un poeta....” “En L’ Orde et les Obédiences. Apud Landmaques”, p. 384
4o.- “(...) El tercero de vuestros deberes, es aquel cuyo cumplimiento os fijaréis obligado después de vuestra Iniciación, es de voz sujetaros conscientemente, a los Landmarks” (grifo mio), los dispositivos de la Constitución, Códigos de Justicia Masónica, Reglamento General de Nuestra Gran Logia, los Estatutos de esta Logia...” Apud Ritual de Aprendiz, p. 51.
Boucher, Wirth, Lapage, y los simbolistas franceses de modo general están siempre fuera, o se alejan de los acontecimientos masónicos que se originan en otras tierras. Hay siempre una clara intención en sus escritos de menospreciar cualquier relación a los Landmarks.
Entretanto, como vimos en nuestros Ritual de Aprendiz, la Ceremonia de Iniciación, establece cómo deber (grifo mio) del futuro hermano, aceptar conscientemente, los Landmarks de la Orden.
LA IDEA DE LA CONSTITUCION ESCRITA EN EL SIGLO XVIII
Al rayar el Siglo XVIII, la Orden Masónica se estableció en una Institución. Antes del Adviento de la Fundación de la Gran Logia de Londres, en 1717, había total libertad en los procedimientos de las Logias, cada cual ejecutaba trabajos, en Ceremonias de Iniciación, en los trabajos ordinarios, según sus propias maneras.
Con todo el evento histórico de 1717, la Masonería procura patrocinar sus propios procedimientos. Sin una igualdad en los modos de proceder de los trabajos; había señas inequívocas de una posible fragmentación de la Nueva Orden Masónica.
La Masonería ya había atenuado el sectarismo de sólo aceptar obreros de Oficio. Abríase para aceptar hombres de todas clases laborales. Ahora se alejaba del Deismo Religioso y elegía el Teismo Personal. Discusiones ligadas a los credos religiosos y Políticos intra-templos, debían ser prohibidos. Se procura instituir y eso significa tener un cuerpo de leyes escritas y aprobadas por sus afiliados. Lo consuetudinario representaba al Pasado, al Antiguo Régimen. Lo escrito solemnizaba el pacto, que aseguraba estabilidad en las relaciones futuras.
Un documento escrito, solemne, inmutable, o casi inmutable, fundado en la voluntad de la mayoría, era imprescindible. El Derecho de la Costumbre cedía paso al Derecho de la Legislación.
La norma escrita era una conquista del Racionalismo, y vino a ser bandera en las Revoluciones Liberales del final del siglo XVIII. Y sin duda ese pensamiento fue pocos años después, el Constitucionalismo Escrito, que se esparció por el mundo y se constituyó en un punto de fundamental importancia en la Independencia de los Estados Unidos y de la Revolución Francesa.
Nos dice el gran Constitucionalista Brasileño, Manuel Goncalvez Ferreira Hijo: “Fué solamente en el siglo XVIII, el siglo de las Luces en Europa, que se concretizó la idea de que el hombre puede establecer la organización del Estado, según su voluntad en una Constitución. Esta contendría por tanto, un cuerpo de reglas escritas, superiores al Poder establecido, exactamente por que serían ellas las que lo instituirían”. (En Enciclopedia Saraiva do dereito, Verbete Constitucionalismo).
Un año después de la fundación de la Gran Logia de Londres, en 1718, el segundo Gran Maestro electo, John Payne, ya imbuido de esa idea de establecer derechos y deberes en normas escritas, procura dar Nuevo Organismo Especulativo, un código de leyes escritas, para ser seguido por las Logias afiliadas a la Gran Logia.
Para eso ordenó que fuesen reunidos los antiguos documentos masónicos dispersos por las Logias (Old Charges = a Procedimientos Costumbristas) e involucró en la tarea al Capellán de la Catedral de San Pablo, James Anderson, para que redactase un documento que recopilara esos procedimientos antiguos, en un volumen que vio la luz pública en 1723, en la edición con el título completo de : “”THE CONSTITUTIONS OF THE FREE-MASONS, CONTAINING THE HISTORY, CHARGES, REGULATIONS, ETC. OF THE MOST ANCIENT AND RIGHT WORSHIPFUL , FRATERNITY, FOR THE USE OF
THE LODGE”. Traducción : “Constitución de los Francomasones, conteniendo la historia, cargos, reglamentos, etc. de la más antigua y aceptada Fraternidad. Para el uso de la Logia”
De hecho, Anderson proporcionó a la Masonería, la primacía de haber editado un texto que, aunque con modificaciones subsecuentes, constituyóse en documento histórico del Siglo XVIII.
En 1789, los Estados Unidos de América decláranse independientes, sin mas demora. Thomas Jefferson inspirado en esas ideas, auxiliado por Adams, Madison, Thomas Payne y viene a redactar la Carta Máxima de aquel estado, una Declaración de Derechos.
En el mismo año, la Revolución Francesa concluye. Sus ideólogos, (muchos masones) cuidaron de asegurar los Derechos Naturales del Pueblo en un documento escrito, sepultando definitivamente al Antiguo Régimen de las Monarquías Absolutas.
El Articulo 16 de la Constitución francesa (1789) habla: “Toda sociedad en la cual no está asegurada la garantía de los Derechos, ni determina nada la separación de los Poderes, no tiene Constitución”.
Y así, desde su inicio, la Masonería se estableció sobre un cuerpo de leyes y normas racionales, los Landmarks permanecen consuetudinariamente sujetos a las libertades de las Logias y de las Grandes logias. El problema atraviesa el siglo XVIII y se adentra hasta mediados del siglo XIX.
En 1859, el H. americano Albert Galletin MacKey, autor de la famosa Enciclopedia de Franco Masonería, después de un levantamiento con gran criterio, organiza los Landmarks Masónicos en 25 acertivas, que igualmente que las Constituciones de Anderson, luego que vieron la luz pública, fueron blanco de intensas críticas y cuestionamientos por parte de muchos estudiosos.

El análisis de los antecedentes históricos a la aparición de los Landmarks Escritos, para procurar entenderlos es imprescindible. Son las posibles discusiones al respecto de la inclusión o exclusión de la lista de MacKey, de determinado Landmark, pues hay aquellos que carecían de la oportunidad de la Antigüedad.
Entretanto, se dice que la Orden Masónica, no tiene Landmarks, que ellos son invención moderna; que son obras de poetas; es no mínimo negar el ritual de la Ceremonia de Iniciación; es negar la Orden Masónica como una Institución, que tiene leyes, normas, adaptadas por la mayoría de sus afiliados, y sobre las cuales está establecida.
Sin tomar en cuenta el Constitucionalismo Escrito, la comprensión de los Landmarks Escritos queda perjudicada. Al masón consciente, le resta por lo menos, la suspicacia en cuanto a textos a los que le dan prioridad, los críticos sobre otras críticas.
El Aslan, repite las opiniones de los simbolistas franceses. Aunque después de mucha tinta dice: “A pesar de su impropiedad los 25 landmarks de Machey fueron preferidos y consagrados” (grifo mio).

Autor: H.’. José Dalton Gerotti.-  Logia: “Alpha” No. 292

 RESUMEN DE LOS LANDMARKS DE ALBERT GALLETIN MACHEY

 1. Los procesos de reconocimiento son los más legítimos e incuestionables de todos los Landmarks. No admiten mudanzas de cualquier especie.
 2. La División de la Masonería Simbólica en tres grados, es un Landmark que, mas que ningún otro ha sido preservado de alteraciones. En 1813, la Gran Logia de Inglaterra reinvindicó, este antiguo Landmark, decretando que la Antigua Institución Masónica consistía de tres primeros grados de Aprendiz, Compañero y Maestro, incluyendo el Santo Arco Real.
 3. La Leyenda del Tercer Grado es un Landmark importante, cuya integridad ha sido respetada. Ningún Rito existe en la Masonería, en cualquier país o en cualquier idioma, en que no sean expuestos, los elementos esenciales de esa leyenda. Las fórmulas escritas pueden variar; y en verdad varían; la Leyenda, sin embargo, del constructor del Templo, constituye la esencia y la identidad de la Masonería. Cualquier Rito que la excluyese o la alterase, materialmente cesaría, por eso de ser un Rito Masónico.
 4. El Gobierno de la Fraternidad por un Oficial que preside, denominado Gran Maestro, electo por el pueblo masónico, es el cuarto Landmark de la Orden.

 5. La prerrogativa del Gran Maestro de presidir todas las reuniones masónicas, hechas dónde y cuando se fijasen, es el quinto Landmark.
 6. La prerrogativa del Gran Maestro de conferir grados en tiempo anormales, es otro importantísimo Landmark. Los estatutos masónicos exigen un mes, o mas para el tiempo que debe transcurrir entre la propuesta y la recepción de un candidato. El Gran Maestro, sin embargo, puede dispensar esa exigencia, y permitir la inmediata iniciación.
 7. La prerrogativa que tiene el Gran Maestro de conceder autorización para fundar y mantener Logias, es otro importante Landmark. Las Logias así constituidas se llaman “Logias con Licencia” (Logias Licenciadas).
 8. La prerrogativa del Gran Maestro de crear Masones, por su propia deliberación, es otro Landmark importante. En ese caso, el Gran Maestro convoca en su auxilio a seis Maestros Masones, por lo menos. Forma una Logia y sin ninguna prueba previa, confiere los grados a los candidatos. Las Logias convocadas por ese medio son llamadas “Logias Ocasionales”.
 9. La necesidad de que se congreguen en Logia los Masones, es otro Landmark, Antiguamente eran esas reuniones extemporáneas, convocadas para asuntos especiales y luego disueltas, separándose los hermanos para, de nuevo, reunirse en otros puntos y en otras épocas, conforme las necesidades y las circunstancias lo exigiesen. Cartas Constitutivas, Logias y Oficinas permanentes son invocaciones y también exigencias modernas.
 10. El Gobierno de la Fraternidad, cuando está congregada en Logia por un Venerable y dos Vigilantes, es un Landmark.
 11. La necesidad de estar una Logia a cubierto, cuando está reunida, es un importante Landmark. Esa necesidad se origina del carácter esotérico de la Institución. *
12. El derecho representativo de cada hermano, en las reuniones generales de la Fraternidad, es otro Landmark. En las reuniones generales, otras llamadas de Asambleas Generales, todos los hermanos, mismo los Aprendices, tenian el derecho de tomar parte. En las Grandes Logias, sólo tienen derecho de asistencia, los Venerables y los Vigilantes, en calidad de representantes de todos los hermanos de las Logias.
13. El derecho de recurso de cada masón de las decisiones de sus hermanos, en Logia, para la Gran Logia, o Asamblea General de los Hermanos, es un Landmark importante para la preservación de la justicia y para prevenir la opresión.
14. El derecho que todo masón tiene de tomar asiento y visitar cualquier Logia es un incuestionable Landmark de la Orden. Él es consagrado derecho de visitar que siempre fue reconocido, como un derecho inherente que todo hermano ejerce, cuando viaja por el Universo.
Este Landmark es consecuencia de considerar las Logias como meras divisiones de una Familia Universal.
15. Ningún visitante, desconocido a los hermanos de una Logia, puede ser admitido a visita, sin que antes de todo sea examinado, conforme a las antiguas costumbres. Ese examen, puede ser dispensado, si el visitante es conocido de algún hermano del Cuadro, y que por el se responsabilizare.
 16. Ninguna Logia puede entrometerse, en asuntos que digan respecto de otras, ni conferir grados a hermanos de otros Cuadros.
 17. Todo masón está sujeto a las leyes y reglamentos de la Jurisdicción Masónica en que resida, lo mismo no siendo de cualquier Logia. La falta de afiliación es por sí una falta masónica.
 18. Por este Landmark, los candidatos a Iniciación deben estar exentos de defectos o mutilaciones, libres de nacimiento y mayores de edad.
 19. La creencia en el Gran Arquitecto del Universo, es uno de los mas importantes Landmarks de la Orden. La negación de esa creencia es impedimento absoluto e insuperable para la Iniciación.
 20. La creencia en otra Vida Futura es otro importante Landmark.
 21. Es indispensable, la existencia de un Libro de Ley en el Altar, libro que conforme a la creencia, se de por asentado que contiene la Verdad Revelada por el Gran Arquitecto del Universo. Ahora bien cuidando la Masonería de no intervenir en las peculiaridades de fe religiosa de sus miembros. Esos libros pueden variar de acuerdo con los credos.
22. Todos los masones, son absolutamente igual dentro de la Logia, sin distinciones de prerrogativas profanas, de privilegios que la sociedad confiere. La Masonería a todos nivela en las reuniones masónicas.
 23. Este Landmark, prescribe la conservación secreta de los conocimientos habidos por la Iniciación, tanto de los métodos como de sus leyendas y tradiciones.
 24. La fundación de una ciencia especulativa según métodos operativos; el uso simbólico, es la explicación de dichos métodos, y de los términos en ellos empleados, con el propósito de enseñanza moral, constituye otro Landmark. La preservación de la Leyenda del Templo de Salomón es otro fundamento de este Landmrak.
 25. El último Landmark, es el que afirma la inalterabilidad de los anteriores. Nada debe serles aumentado, o retirado. Así como de nuestros antecesores los recibimos, así los debemos trasmitir a nuestros sucesores... NO LONUM LEGES MUTARI.
* Nota Bibliotecaria : En otros escritos se explica que esta necesidad se origina en las persecuciones de que ha sido objeto la Masonería por parte de los Gobiernos Civiles, Militares y Religiosos.