LA PRIMERA CONSTITUCION DE ANDERSON

La Fase Moderna o Especulativa de la Masonería tiene inicio en 1717 y la Constitución de Anderson fue un importante paso para el establecimiento de normas que uniformaron la conducta de los miembros de la Orden y sus primeras directrices.

HISTORIA DE LA GRAN LOGIA DE INGLATERRA
LA PRIMERA CONSTITUCION DE ANDERSON

A finales del siglo XVI y durante la primera mitad del XVII prevalecieron en forma progresiva y definitiva las tendencias filosóficas progresistas, vinculados íntimamente a los progresos de las ciencias naturales y opuestas a la escolástica medieval. Durante ese tiempo, el centro de desarrollo de la industria y del comercio de la ciencia y de la cultura, se dislocó de Italia, para asentarse en Inglaterra, Holanda y Francia. Inglaterra, se convirtió en el principal centro de la filosofía materialista. Ahí prolongarían las mejores tradiciones de los materialistas antiguos, y de los pensadores avanzados de la época feudal.
Es reconocido como fundador del materialismo Inglés de los tiempos modernos Francis Bacon (1561-1626), hombre de estado y filósofo, promotor del método experimental, sin el cual la filosofía y las ciencias modernas, casi no serían concebidas. “Las ciencias son como las pirámides”, escribe Bacon “ en que las únicas bases son la historia y la experiencia y debido a eso, la filosofía natural debe basarse también en la historia natural; el piso más cercano a la base es la física y el mas próximo al techo es la metafísica. El vértice superior de la pirámide, vale decir es el conocimiento de Dios y no sé si la razón humana lo puede adquirir.”
En 1624, comenzó la Guerra Civil Inglesa, que terminó con la ejecución de Carlos I y el establecimiento de Oliver Cromwell. Poco tiempo después de muerto Cromwell (1658) triunfó temporalmente la reacción feudal y los Estuardos, regresaron del exilio para ocupar el trono Inglés.

Las agrupaciones políticas se presentaban en aquel tiempo en Inglaterra con ropajes religiosos. El partido realista defendía los dogmas de la Iglesia Anglicana, que constituía una mixtura de catolicismo y protestantismo; la oposición burguesa, estaba representada por el puritanismo, variante del calvinismo. Pronto surgirían los sismas en el puritanismo, que se difundía en Inglaterra en los años 1560 a 1570, dos tendencias una moderada, la presbiteriana, a la que pertenecía la gran burguesía y las altas clases de la nueva nobleza, y la otra radical, los independientes, apoyada en el inicio por la pequeña burguesía y la burguesía media.
Uno de los ideólogos de los republicanos independientes, era el poeta John Milton (1608-1674) quién sostenía que el poder debía estar subordinado al pueblo. Milton fue enemigo de la escolástica que aún dominaba en las Universidades Inglesas. Invitaba a estudiar el mundo subjetivo, a dominar los “secretos de la madre naturaleza” y en el terreno filosófico el poeta republicano, seguía a Francis Bacon, a quién estudiaba con mucha atención.

LAS IDEAS DE BACON PARECIAN CONTRADICTORIAS

Durante el periodo de la revolución Burguesa de Inglaterra, en el siglo XVII, la tendencia filosófica materialista iniciada por Bacon, tiene una importancia especial para el desarrollo del pensamiento filosófico. Las contradicciones materialistas de Bacon fueron continuadas por Hobbes.
Thomas Hobbes (1588-1670) fue secretario de Bacon, conoció personalmente a Galileo, a Gassendi y a otros pensadores progresistas de su época. Escribió una trilogía filosófica formada por las obras “Del Cuerpo” (1655), “Del Hombre” (1658), “Del Ciudadano” (1642). Llevó su materialismo hasta sus últimas consecuencias: “solamente existen los cuerpos, nuestra alma y Dios son partes corpóreas del Universo”. “Las sensaciones son movimientos orgánicos y los pensamientos, combinaciones de sensaciones”.
Según Hobbes, impera un determinismo en que el hombre se opone al hombre y la naturaleza toda está en guerra. El Estado, creado como el poder que le es cedido por los hombres, establece la paz, mas acaba en absolutismo y se convierte en la bestia bíblica. “Leviáta” es título del libro de Hobbes dedicado a los problemas de Estado y a la organización social (1651).

El concepto del mundo de Francis Bacon, tenía un carácter totalmente contradictorio. Junto a los aspectos progresistas, materialistas dominantes en ella y que significaban un importante avance en la historia del pensamiento filosófico, había también residuos medievales en su doctrina. Por ejemplo Bacon, que era Rosacruz, hablaba de una necesidad de procurar la “piedra filosofal”.
Sin problema de relaciones mutuas de la ciencia y de la religión, sustentaba la teoría de “sus verdades”, teoría que tenía carácter de compromiso. En su modo de ver, la ciencia y la fe no deberían entrar en competencia mutua. No queriendo todavía iniciar un conflicto abierto con la religión, pretendía asegurar, conforme al compromiso arriba citado la autonomía del conocimiento científico - filosófico, tirando de la tutela eclesiástica.

A su vez, Hobbes, contraponía su doctrina filosófica a la teología, la escolástica a las diversas pseudociencias medievales. En su entender, la filosofía excluía de su seno a la teología y de la filosofía son excluidas las doctrinas de culto divino por que su fuente no es la razón natural, más sin la autoridad de la Iglesia. Hobbes combatió con energía los conceptos teístas de Dios y la inmortalidad del alma; aspiraba a crear un sistema filosófico omnipotente y a superar las inconsecuencias teológicas de Bacon, rechazaba la visión Baconiana del mundo, rica en cualidades y policroma reduciendo todo a términos mecánicos y matemáticos.
Posteriormente, las tendencias de Bacon y Hobbes, recibieron un nuevo impulso en la propia Inglaterra con el sensualismo materialista de John Locke (1632-17004); el gran aporte de Locke, una historia de filosofía radical, fundamentalmente una crítica minuciosa a la que él sometió a la doctrina cartesiana de las ideas innatas del hombre. Esta crítica y en general su sensualismo facilitó el desarollo posterior de la filosofía materialista. Los grandes clásicos del materialismo dialéctico, sin dejar de señalar las inconsecuencias de Locke y el carácter contradictorio de su filosofía, no nos apartan de valorizar el lugar que John Locke ocupa en la historia de la filosofía.

Es en este ambiente intelectual, donde nace a la vida moderna la Masonería Especulativa o Filosófica, siendo que hasta esta fecha se desenvolvió en una actividad totalmente operativa.
LA ESTRUCTURACION DE CORPORACIONES DE PEDREROS
“La Masonería es el centro del Universo y el medio de conciliar una sincera amistad entre personas que sin ella, habrían de permanecer en continua discordia”

James Anderson

No vamos a hablar ahora del origen de la Masonería, tema sobre el cual ya existen numerosas teorías y opiniones; vamos a tomar el hilo de la misma, a partir de la Edad Media, cuando artistas y pedreros se agrupaban en asociaciones para ayudarse mutuamente en la construcción de grandes edificios, estableciendo sistemas reservados para comunicarse y guardar el secreto de su arte, enseñándolo solamente a obreros de capacidad y de confianza absoluta, en las oficinas que instalaban en lugares cercanos a las obras en que trabajaban. Posteriormente, fue formado un cuerpo al que se afiliaban todos los pedreros del país, con señales de reconocimiento, reuniones secretas y una ordenanza para regular sus actividades.
La Arquitectura ganó un desarrollo extraordinario, esparciéndose por toda Europa, edificando las famosas catedrales estilo gótico. Como eran gremios independientes, de ahí nace el término “francmasonería” en francés y en inglés “freemason” lo que significa constructor libre. Como los interesados en promover la construcción de iglesias, castillos o palacios eran todos pertenecientes a la nobleza, el arte de los francmasones fue conocido como ARTE REAL. Hasta fines del siglo XVI todos los francmasones, pertenecían al oficio de la construcción. Con la época del Renacimiento, las artes alcanzan su apogeo y los secretos de edificación ganan publicidad, perdiendo los gremios la fuerza que significaba el secreto. Para reforzarse, los gremios comenzaron a aceptar libremente a personas no artesanas, especialmente representantes de la nobleza y de la intelectualidad, recibiendo los recién iniciados el nombre de francmasones aceptados.

La Masonería Operativa va cediendo gradualmente su lugar a la Masonería Especulativa. Fue una decadencia momentánea, seguida de un desarrollo a nivel mundial. Es lógico suponer que los nuevos hermanos aceptados, de mayor nivel intelectual que los hermanos operativos estuviesen influenciados por las nuevas ideas de los filósofos materialistas ingleses; en la obra póstuma de Bacon, “La Nueva Atlántida” (1627) aparecen pasajes que deben haber inspirado a los que un siglo mas tarde lanzaran las bases de la filosofía moderna de la Masonería. En esta obra figuran alusiones muy claras de tipo masónico: Salomón, viajes en la procuración de la Luz, un mercader de nombre Joabim, nombre ni bíblico ni judío, pero que figura en los altos grados escoceses, aprendices, secreto juramentado, etc.
En 1717 existían en Londres cuatro Logias que eran : La No.1, que se reunía en el restaurante o taberna denominada “Goose and Giridon” o “El Ganso y la Parrilla” en la Plaza de la Iglesia de San Pablo; la No. 2 , que se reunía en la taberna “At the crown ale-house” o “La Casa de la Cerveza de la Corona” , en la calle Parker, cerca de la calle Drury; la No. 3 “A the Apple Tree Tavern” o “En la Taberna del Manzano” en la calle Carlos en Convent Garden; la No. 4 que se reunía en el restaurante “At the Rummer and the Grapes Tavern” o “A la Taberna del Ron y el Tazón de Uvas” en la calle del Canal de Westminster.
Como se puede observar estas Logias no tenían nombres propios, se denominaban conforme al nombre del restaurante o taberna donde sus asociados se reunían.

Los cuadros eran reducidos: la No. 1 tenía 22 hermanos, la No. 2 tenía 21 hermanos, la No. 3, tenía 14 hermanos y la No. 4, 71 hermanos, el total era de 128 hermanos que pertenecían en su mayoría al oficio de pedreros, pero existían dentro de ellos un grupo de hermanos aceptados provenientes de clase social superior, solamente en la Logias 1, 2 y 3 no había ninguna persona perteneciente a la nobleza y ni siquiera “esquire” o “squire” de la época (paje o escudero), equivalente al primer título de nobleza, y hoy usado para cualquier persona respetable (Esquire Brown, Señor Brown). Por otro lado, la Logia No. 4 tenía 10 nobles, 3 hijos de nobles, 4 Barones o Caballeros, 3 Generales, 10 Coroneles, 4 Oficiales, 24 “esquires” y solamente 14 pedreros.
Todos esos hermanos se reunieron al principio de 1717 en la Taberna “El Manzano” y resolvieron celebrar una asamblea y un banquete en la Taberna “El Ganso y la Parrilla” el 24 de Junio, Día de San Juan Bautista, para construir la Gran Logia de Londres.
El 24 de Junio, el Maestro Masón más antiguo ocupó la presidencia y propuso una lista de candidatos, dentro de los cuales fue escogido por la mayoría: el Caballero Gran Maestro o hermano Antony Sayer (1672-1742); Primer Vigilante el carpintero hermano Lamball y el Segundo Vigilante, el capitán hermano José Elliot, la profesión del hermano Sayer, es desconocida y murió siendo Guarda del Templo de su Logia.
Había nacido la Gran Logia de Londres y trazado con ella, el principio de la Masonería especulativa o filosófica, una fraternidad que comienza a enseñar la fe espiritual usando alegorías y la ciencia moral mediante símbolos escogidos.

El año de 1718 toma posesión como Gran Maestro, el hermano George, “esquire”, de la Logia, “A la Taberna del Ron y el Tazón de Uvas”; Payne inicia una recopilación de antiguos escritos y archivos.
En 1719 asume la Gran Maestría, el hermano John Teophilo Désaguilier, Doctor en Filosofía y Jurisprudencia, Miembro de la Academia Real de Ciencias de Londres, y perteneciente a la misma Logia de Payne.
En 1720 vuelve el hermano George Payne, en este periodo, es descubierta una obra conocida como el “Manuscrito Cooke”. Tenemos que recordar que este año, Désaguilier, en un hecho lamentable y controvertido, hace quemar varios antiguos manuscritos masónicos por prever que pudiesen caer en manos extrañas. Payne y Désaguilier, en sus respectivos periodos atrajeron a la orden eminentes personalidades, entre ellos al Duque John de Montagne, quién en 1721 aceptó el cargo de Gran Maestro, frente a una representación de 12 Logias.

TIENE INICIO LA NORMATIZACION DE LA ORDEN

Con el Duque de Montague, comenzó el gran auge de la Masonería Moderna. Los periódicos dieron información de sus actividades y hombres ilustrados solicitaron su ingreso. En esta misma fecha de posesión del hermano Duque de Montague, el hermano Désaguilier, consigue la aprobación de su trabajo de “recopilación de las Ordenanzas Generales” con un total de 39 artículos.
Por el rápido crecimiento que experimentaba la Orden fue necesario crear un cuerpo reglamentador para normatizar el funcionamiento corporativo, y así es que el 25 de Septiembre de 1721 (otra fecha sería 29/09), el Duque de Montague, encomendó al reverendo James Anderson, esta reglamentación, quien ya había presentado un proyecto de Constituciones recopilando en las Constituciones Góticas de los Gremios Alemanes, promulgadas en 1459, conocidas también como “Ordenanzas de la Asociación de Logias de Constructores” y que agrupaban las Grandes Logias de Estrasburgo, Viena, Colonia y Berna.
El hermano James Anderson, había nacido en 1664. En 1734 es Pastor de la Capilla Presbiteriana de Picadilly, Londres. No hay certeza de cuando y dónde fue iniciado, mas parece ser posterior a 1720. Era “Maestro de Artes” y Doctor en Teología. Algunos historiadores indican que había sido Venerable de la Logia “El Ron y la Taza de Uvas”.

El Reverendo Anderson dedicóse con especial interés en su trabajo de compilador y el 27 de Diciembre de 1721 fue designada una comisión, de 14 hermanos, de la cual formaba parte el propio Anderson, el pastor hermano, de la cual formaba parte el propio Anderson, el pastor Désaguilier, y el anticuario Payne, para la apreciación del trabajo. La obra fue aprobada en una reunión solemne de Asamblea de la Gran Logia, el 17 de Enero de 1723, dirigida por el Gran Maestro, Duque Felipe de Wharton. (El Duque de Wharton en 1724, fue acusado de Jacobino, degradado como Masón y expulsado de la orden)
La obra fue publicada en la revista “Postboy”. Es autorizada se venta libre el 28 de Febrero de 1723. Los impresores de la primera edición fueron John Senex y John Hook, que crearon un bello libro ilustrado de 96 páginas. Su título “Constituciones de los Francmasones conteniendo su historia, cargos, reglamentos, etc. de muy Antigua y Venerable Fraternidad, para uso de las logias”.

La obra fue dedicada por Désaguilier, al ex-Gran Maestro Montague, con la siguiente dedicatoria : “Por orden de su Gracia, el Duque de Wharton, Gran Maestro de los Masones Libres, y como su Diputado, dedico a vos respetuosamente este libro de Constituciones de nuestra antigua fraternidad, en reconocimiento de sabiduría y discreción con que se ha distinguido el desempeño de su oficio en el año pasado. Me parece que no es necesario destacar a V. Gracia todos los desvelos que nuestro ilustre hermano Anderson ha tenido en la compilación y redacción de este manual, establecido sobre las antiguas cartas y exactitud con que he procurado reproducir todos los hechos conforme a la historia y cronología, a fin de que estas Constituciones sirvan de tradición cierta y fiel de la Masonería desde los tiempos de la Maestría de V. Gracia, teniendo siempre aquello que fuera verdaderamente auténtico de la antigüedad. No dudo que todos los hermanos queden satisfechos con esta obra, después de haber merecido la atención y aprobación de V.Gracia, por lo mismo es que la Gran Logia está imprimiéndolo actualmente para uso de las logias”.

SIGNIFICADO DEL TRABAJO DEL HERMANO ANDERSON

La Constitución de Anderson es la primera Ley escrita de la Francmasonería Especulativa, traducida a todas las lenguas, estudiada e interpretada por los mas eminentes pensadores masónicos y continuará siempre así, porque ella tiene un rico significado, algunos organismos masónicos de hoy en día reconocen en ella un valor tradicional e histórico; otros le dan valor jurídico inmutable de un Landmark, que no puede ser ultrapasado e introducen su trascripción literal en la legislación de sus propias Logias.
El Supremo Consejo del Grado 33 y el último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de la Jurisdicción del Sur de los Estados Unidos, considera la vieja constitución de Anderson, como la base fundamental de su status jurídico. Hoy en día, prácticamente todos los masones, esparcidos en la fase de la tierra de cualquier rito al que pertenezcan se refieren unánimemente a la obra de Anderson como la fuente común.
Pero por más clara que pueda ser su redacción, un texto antiguo se presta fácilmente a discusiones, especialmente en lo que se suscita con problemas religiosos, de tolerancia y de conciencia humana, problemas que eran vistos en forma diferente de la época en que fueron escritos.

Inglaterra, tenía en esa época una Iglesia Estatal (protestante). En el Gobierno y en algunas Iglesias minoritarias (incluyendo la católica) proveniente de las últimas guerras religiosas. Persistían en 1723 numerosas ordenanzas que desconocían los derechos de los ciudadanos, de los disidentes y no conformistas, tales como la eliminación de los cargos públicos y cátedras educacionales. El Reverendo hermano James Anderson, era un pastor disidente, perteneciente a aquellas perseguidas minorías confesionales. Y nosotros sabemos, que la tolerancia siempre ha sido la bandera de lucha de las minorías. La Constitución Anderson, es un mensaje de tolerancia civil, religiosa, social, política y fue aprobada por un grupo de valientes hombres agrupados en la Gran Logia de Londres en 1723, una época de profunda intolerancia dentro de la sociedad inglesa.

LAS POLEMICAS PROVOCADAS POR EL TRABAJO DE ANDERSON

Evidentemente que la aparición de la primera edición del Libro de las Constituciones, habría de crear acérrimas polémicas, las que alcanzaron por igual a todos los segmentos de la sociedad y fueron tan violetas que el reverendo Anderson, desilusionado, se alejó de las Logias y en su vida privada, se dedicó a redactar las “Genealogías Reales”, obra de escasa significancia, y algunas enseñanzas.
El punto más polémico de la Constitución acabó siendo el artículo primero que proclama la libertad de conciencia; el citado artículo dice en el texto : “Un masón esta obligado, por vocación , a practicar la moral, entenderse de sus deberes, no será jamás un estúpido ateo o un libertino sin religión . En esa época un sector entendió que, junto con ofender al ateo y al hombre sin religión, la Masonería condenaba a ambos; sin embargo, al ateo estúpido, al hombre obtuso que todo niega por sistema, al hombre que por pereza espiritual o por falta de escrúpulos, sin convicción, sin argumentos serios, rechaza a priori la idea de Dios. A este tipo de persona, nadie lo va a querer ver en una Logia, ni siquiera el partidario mas decidido de la libertad de pensamiento”.

El autor de la Constitución completa su idea, separando de las oficinas al libertino sin religión, o el que pueda ser interpretado por persona sin moral. Habla a continuación, que al masón no se le puede ser impuesta una u otra religión que no sea aquella sobre la cual todos los hombres están de acuerdo y que no consiste en la adoración de una divinidad o en una submisión a un dogma filosófico o metafísico, mas nuestros hombres buenos y leales, quiere decir, hombres honrados y probos.

Anderson, fue llamado nuevamente en 1735, para preparar una segunda edición de su obra, y él aprovechó para introducir una importante modificación en ese controvertido artículo.
El 25 de Enero de 1738, entregó el producto de su trabajo, incluyendo una relación de Grandes Maestros, desde 1717 hasta esa fecha. El artículo primero quedó como sigue :

“El masón está comprometido, por su cualidad misma a obedecer la ley moral, como verdadero noaquita (discípulo de Noé)”. En 1813, por motivo de la unión de las dos Grandes Logias de Inglaterra, hubo una tercera y ultima presentación de este artículo primero, dónde se acabó con la libertad de creer o no en Dios, quedando de la siguiente forma : “El Masón, está comprometido por su cualidad misma, a obedecer la ley moral, y si entiende bien el arte, no será nunca un ateo estúpido, ni libertino sin religión, siempre que crea en el glorioso Arquitecto del Cielo y de la Tierra y que practique los deberes sagrados de moralidad”. Acabose aquello de que los masones estaban obligados a practicar la religión del país en que moraban, pudiendo mantener su creencia original.

El hermano Anderson no tuvo la suerte de ver su obra realizada, viniendo a fallecer el 1o. de Junio de 1739, siendo su cuerpo acompañado al cementerio de Duhill Fields, por cinco sacerdotes, por el Gran Maestro Désaguilier y una docena de hermanos. Su funeral fue modesto, muy modesto, pero su contribución a la Masonería mundial, fue histórica.

* Fuente: Investigación hecha junto a las revistas Masónicas de Chile.

LA ESTRUCTURA DE LA CONSTITUCION DE ANDERSON

La Constitución de Anderson está compuesta de dos partes: la primera pretenciosamente histórica, y la segunda intitulada. “Los Encargos de un Francmasón”, que expone los principios de la orden.
Parte Histórica: Es una historia de la arquitectura que se confunde con la masonería operativa. En ella se encuentra el desprecio de los contemporáneos del hermano Anderson por el estilo gótico, y sus preferencias por el estilo paladiano. Su valor histórico es bastante discutible y siempre sufre críticas severas desde su publicación.
Segunda Parte.- Los deberes de un francmasón. Esa segunda parte contrasta con la anterior. Anderson parece haber sido ayudado en su redacción por el hermano Désaguilier, reconocidamente una inteligencia brillante. Se subdivide en los deberes : I) En cuanto a Dios y la Religión; II) En cuanto al magistrado civil; III) En cuanto a las Logias; IV) En cuanto a los Maestros, Vigilantes, Compañeros y Aprendices; V) En cuanto a la conducta de la Orden en el trabajo.; VI) En cuanto a la manera de comportarse: a) En la logia en funcionamiento, b) Cuando los trabajos de Logia se cierran y los hermanos todavía no están fuera, c) Cuando los hermanos se encuentran reunidos sin un extraño, pero fuera de la Logia, d) En presencia de extraños (no masones), e) En casa y en la vecindad, f) Con relación a un hermano extranjero.

La obra del hermano Anderson y de sus compañeros en cuanto a sus méritos por lo que tiene de codificadora, fue criticada por masones ilustres, inclusive por André Ramsay, atiéndase, también, que los Estatutos de Anderson, obra normativa, no pueden ser confundidos con la obra de fin de siglo XVII, por el Rosacruz y Alquimista Elías Ashmole, que dio sello estructural y ritualístico a la Masonería Simbólica y la estructuró en los tres primeros grados de forma instructiva, simbólica y coherente con las tradiciones ocultas

Omar Cortes